11 medicamentos de mala calidad fueron rechazados por Salud antes de la Intestinomicina

Por Marcos Rodríguez | 15 de octubre de 2012

Img 8133

[caption id="attachment_8060" align="alignnone" width="800"] El viceministro de Salud, Eduardo Espinoza reveló que 11 medicamentos que podrían haber causado efectos negativos en la salud de las personas han sido retirados de los hospitales y devueltos a los laboratorios.

11 alertas de medicamentos que pudieron ser fatales para la salud de las personas, fueron activadas por el Ministerio de Salud (MINSAL), gracias a coordinación de la Farmacovigilancia implementada desde 2010, según informó a Transparencia Activa el viceministro de Salud, Eduardo Espinoza.

En el caso de la Intestinomicina, afirmó que su retiro no se debe únicamente a la alerta ejecutada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, “esta situación había sido denunciada públicamente por mi persona y otros activistas por el derecho a la salud desde hace ya muchos años, sin que la autoridad encargada de dicho problema haya realizado acción alguna”, asegura.

Afirmó que había una ausencia de un historial de este medicamento previo a la fármacovigilancia –implementada en este gobierno- con cualquiera de los componentes o principios activos que contienen el medicamento.

Los 11 medicamentos que el ministerio calificó como “alertas de calidad”, fueron rechazados a los laboratorios y distribuidores que ganaron los contratos, ya que no pasaron las pruebas correspondientes en el laboratorio de calidad del MINSAL, algunos tenían sospechas de reacciones adversas al aplicarlo en los pacientes, otros tenían fallas terapéuticas y de calidad.
Desenlace fatal
Espinoza ejemplifico el caso del medicamento Clorpromazina, que causó la muerte de dos pacientes en el Hospital Siquiátrico, “el Sistema Institucional de Farmacovigilancia fue alertado de 11 casos de pacientes en dos hospitales nacionales que presentaron reacciones adversas.

El medicamento distribuido por Laboratorio Pharmedic, se aplicó a pacientes con problemas de Ezquizofrenia y enfermedades maniacodepresivas, pero fue retirado a tiempo por la Dirección de Medicamentos del MINSAL, y a la vez inició una investigación junto al Consejo Superior de Salud Pública llevando el caso a la fiscalía.

“Ya tenemos varios comités organizados en cada hospital del ministerio; los médicos llenan un formulario en caso que detecten que un producto genera reacciones negativas en la salud del paciente, se analiza y se retira ese producto”, afirma Espinoza.

Agregó que desde antes de la Ley de medicamentos, “se comenzó a trabajar desde 2010 en la red de farmacovigilancia en el Ministerio de Salud, que está a cargo de vigilar la calidad y efectos malignos que puedan causar los medicamentos que recetan los médicos”.

Según la Directora de Medicamentos y Productos Sanitarios del MINSAL, Irma Posada, “con la ley de medicamentos implementada en este gobierno, se está trabajando para que cualquier paciente incluso en línea a través de internet, puede denunciar reacciones adversas que le genere algún medicamento”.

La funcionaria destacó que el año pasado un 2 % de los medicamentos que compró el MINSAL fueron devueltos a los proveedores por incumplimiento de parámetros de calidad. “Si esos medicamentos ingresan al ministerio en vez de hacerle un bien al paciente se le hace un daño al paciente”, menciona.
Proceso de Farmacovigilancia
Para supervisar la calidad de los medicamentos, el MINSAL, cuenta con la Dirección de Medicamentos que es la encargada de coordinar el Sistema Institucional de Farmacovigilancia ubicados en los centros hospitalarios. Estos integran una red de médicos, enfermeras y personal de farmacia, que ante reacciones adversas de pacientes tras aplicarle medicamentos, hacen las gestiones para retirar el medicamento.

Según las autoridades de salud cualquier profesional sanitario y de instituciones privadas pueden contactarse al ministerio a través del correo farmacovigilancia@salud.gob.sv o a los números de teléfonos 2205 -7284, oficinas ubicadas en San Salvador.

Este es un mecanismo que en gestiones anteriores no se hacía, y hoy con la ley de medicamentos esperamos tener un mejor control en la calidad, precios y distribución de los medicamentos, estamos trabajando actualmente para combinar comités de farmacogivilancia con el ISSS para ejercer una vigilancia real en el país, cosa que no habíamos tenido anteriormente, afirmó.

“No vamos a actuar únicamente en reacción a las alertas que se generen en otras partes como la reciente por la Intestinomicina, estamos fortaleciendo un aparato descuidado por muchos años y esperamos responder de acuerdo a las orientaciones que nuestra red de farmacovigilancia nos sugiera”, argumentó.

Por su parte el director nacional de medicamentos dijo recientemente que se revisarán las fórmulas de otros productos, ya que hay medicamentos “falsificados, robados o que no tienen la composición necesaria, estamos tratando de ir desde lo más peligroso, para ir saliendo de casos como el la Intestinomicina, lo más pronto posible”.



Escribir un comentario

Encuentranos REDES SOCIALES