Hospital Rosales prevé tener medicamentos para hemofílicos esta semana

Por Redacción | 15 de mayo de 2018

Existe un desabastecimiento en el país del medicamento, los laboratorios a quienes se les compra no tienen y no hay una explicación al respecto. Mientras, las autoridades del Ministerio de Salud buscan alternativas y, de hecho, el hospital Rosales espera recibir esta semana un donativo de la fundación FUSAL.

Compartir
Rosales
Fachada de Hospital Rosales. (Foto: José Mejía)

Las autoridades sanitarias aseguran que, en efecto, ni los dos únicos hospitales nacionales que atienden a pacientes con hemofilia, Rosales y Bloom, ni siquiera el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), cuentan actualmente con este fármaco para tratar a los hemofílicos y es más que probable que también la escasez se extienda a los centros de salud privados.

Existe un desabastecimiento en el país del medicamento, los laboratorios a quienes se les compra no tienen y no hay una explicación al respecto. De hecho, el hospital Bloom hizo una compra de factor VIII recientemente y aún está a la espera de recibir la medicina. El Bloom cuenta con el factor IX.

Mientras tanto, las autoridades del Ministerio de Salud buscan alternativas y, de hecho, el hospital Rosales espera recibir esta semana un donativo de la fundación FUSAL, entidad que traerá un lote de medicinas de fuera del país. En el caso del hospital Bloom, espera también donativos de la Federación Mundial de Hemofilia, así como otro de Italia, para los próximos días.

Por otra parte, el Ministerio de Salud ha hecho también trámites para adquirir fuera ese fármaco, además de dar dinero a estos hospitales para compras propias mientras llega la compra conjunta de medicinas para julio o agosto.

El Seguro Social también está con el mismo problema y ya tocó las puertas de su similar costarricense para poder comprarle hasta que se abastezca el mercado nacional.

Las autoridades informaron que a los enfermos con este problema de coagulación de la sangre se les dan otras alternativas (tratamientos con plasma), aunque no son tan eficaces como el propio fármaco.

 

¿Qué es la hemofilia?

Hablamos de una enfermedad hereditaria que se caracteriza por un defecto de la coagulación de la sangre debido a la falta de uno de los factores que intervienen en ella y que se manifiesta en el paciente por una persistencia de las hemorragias ante cualquier golpe, por leve que sea.

El cuerpo humano tiene 13 factores de coagulación que colaboran en este proceso (numerados del I al XIII siguiendo la numeración romana). Lo que causa la hemofilia es tener muy poca cantidad de los factores de coagulación VIII (8) o IX (9).

Para estos pacientes, cualquier golpe se convierte en una emergencia, provoca sangramientos que no se pueden detener y requieren atención inmediata; por lo general, su traslado al hospital para el tratamiento.

En estos casos, el tratamiento es necesario y a la vez costoso, especialmente para un sistema de salud como el nuestro, con una alta demanda de pacientes y un ajuste presupuestario casi permanente. Sin embargo, el Ministerio de Salud viene haciendo importantes esfuerzos para garantizar los tratamientos en los hospitales ya mencionados.

Cabe señalar que de los 1,800 frascos que se compraban antes de 2009 en el Hospital Bloom cada año, se estima que ahora se adquieren de ocho a nueve mil frascos al año, invirtiendo alrededor de un millón de dólares anuales en tratamientos para un grupo de 110 pacientes.

Los hospitales hacen esfuerzos incluso para dar esta medicina como profilaxis, como tratamiento preventivo, pero no siempre es fácil de garantizar por los elevados costos que conlleva y el ajustado presupuesto para salud.