Familias pagan 8 veces más en impuestos que empresas

Por Redacción | 10 de septiembre de 2017

Bajo la actual estructura de ingresos tributarios en El Salvador, los impuestos pagados por los hogares representan el 79.6% del total de los ingresos públicos, mientras que los pagados por las empresas, el 20.4%.

Las familias en el país pagan ocho veces más en impuestos que las empresas en el país, según indican las estadísticas recopiladas en el Informe de Gestión del Estado de 2016 elaborado por el Ministerio de Hacienda (MH).

De acuerdo a la información del MH, la cantidad dinero aportada por las personas asalariadas es de más de $3,000 millones, mientras, las compañías entregan al fisco unos $864 millones.

En un país todos sus habitantes contribuyen con sus impuestos para que funcione el Estado y recibir a cambio los servicios fundamentales como la salud, la educación, la seguridad pública, entre otros.

 

 

 

Según el documento “Tributación para un crecimiento inclusivo” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), los impuestos también cumplen una función secundaria en cuanto a la redistribución de la riqueza en el país.

De ahí que un esquema tributario que grave con mayores impuestos a quienes mayor riqueza poseen permite redireccionar esos recursos a cubrir demandas de los sectores que menos ingresos perciben, añade el texto de la CEPAL.

El informe de la entidad de las Naciones Unidas agrega que esta característica se hace referencia cuando se habla de esquemas tributarios progresivos y es un elemento clave para generar crecimiento inclusivo.

Sin embargo, en El Salvador, de cada $100 que ganan las personas y las empresas, las primeras aportan en renta un poco más de $19; mientras, los segundos, solo destinan al fisco $2.50, según información de otro documento de Hacienda titulado “Marco Fiscal de Mediano Plazo 2016-2026”.

En El Salvador, la recaudación de impuestos equivale un poco más al 15% de su producción anual en 2016.  Según la CEPAL, se estima que los paises requieren una carga tributaria del 20% de su producción para poder cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Actualmente, el Estado obtiene dinero a través de dos impuestos: el IVA y al Renta. El primero se implementa desde 1992 y se aplica al consumo de los bienes y servicios que cualquier persona consume y equivale al 15% del valor. Solo aquí se obtuvieron más de $2,500 millones.

La Renta, en cambio, es pagado por personas naturales, a través de retenciones de su salario o declaración de rentas diversas, y por las empresas por medio de sus declaraciones de rentas y utilidades.