Con los Acuerdos ganamos la propiedad de nuestras tierras y desapareció la represión

Por José Mejía | 02 de febrero de 2017

Cinquera en el departamento de Cabañas era conocido como “la zona de Radiola” en la época de la guerra y prácticamente quedó desolada a raíz del conflicto armado.

Compartir
Rafael

Don Rafael Hernández, un excombatiente de la guerrilla y ahora un guardabosque, asegura que de las grandes conquistas que se consiguieron a través de la negociación del cese al fuego, fueron la eliminación de los cuerpos represivos de seguridad (Policía Nacional, Guardia Nacional, Policía de Hacienda y los Batallones de Reacción Inmediata-BIRIS); de igual forma, acceso a tierra y créditos para insertarse a la vida productiva del país.

También lograron reconstruir un pueblo pacífico y una comunidad solidaria que vive de la agricultura y se siente orgullosa del aporte que dieron para la construcción de una nueva sociedad, a pesar de dejar su juventud en las montañas.

“Tenemos unos pijacitos por ahí, no estamos bien del cuerpo, por eso algunos en son de broma nos llaman los pedaceados, porque a algunos nos quitaron y a otros les agregaron unas cuantas esquirlas adentro y vivimos con ellas”, comenta don Rafael ahora sonriéndose.

“No deseamos volver a esos tiempos, pero hay que defender cada logro que ahora tiene la gente que antes no podía ni estudiar, ni tener acceso a la salud o criticar al mismo gobierno” termina señalando el guardabosque.