Corte destituye a jefe de investigación contra jueces

Por Marcos Rodríguez | 12 de febrero de 2015

El nuevo jefe deberá agilizar los 1,175  expedientes de denuncias contra jueces y magistrados pendientes de resolución. Solo en el año 2014 el Departamento de Investigación Judicial recibió 193 denuncias.

Compartir
Csj

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) destituyó a Elsa Dolores Cañada como jefa del Departamento de Investigación Judicial quien ocupará el puesto de colaboradora jurídica. El nuevo cargo lo ocupa Felix Gómez Arévalo, confirmó el magistrado de la Sala de lo Constitucional, Rodolfo González.

El Departamento de Investigación recibió en el 2014 un total de 193 denuncias, resolvió 49 expedientes y 144 procesos están pendientes de resolver. Esto, sumado a los casos de los años de 1995 a 2013, muestran un ingreso de 3,963 denuncias, 2,536 casos finalizados y 1,175 pendientes de resolución.

El magistrado Gonzalez señaló que “se delegó a los presidentes de las Salas de lo Civil y de lo Penal, más un magistrado de la Sala de lo Constitucional para buscar agilizar y reducir todos los casos que están pendientes de investigación judicial”.

Entre los tipos de resoluciones finales emitidas durante el año 2014 por Corte Plena en expedientes disciplinarios de años anteriores se detalla: 1 prevención, 14 exoneraciones, 10 suspensiones de jueces, solamente  3 remociones de jueces y 4 revocatorias.

Según el gerente jurídico de la CSJ, Oscar Luna,  “se estudia la posibilidad de incrementar el personal de este departamento con la gente más idónea y que hagan procesos más ágiles, además de darle prioridad a los casos urgentes”.

Señaló que en la decisión de sustituir a la anterior jefa del departamento “no se pudo identificar otro tipo de acciones graves hacia esa persona, nada más el afán de buscar otro tipo de agilidad en los procesos”.

Consultado sobre si los cambios obedecen a la  presión social de la población y de las organizaciones sociales que solicitan depuración judicial, Luna afirmó que los “casos que han tenido trascendencia social inciden, es una especie de contraloría, y lo que sale en los medios, eso de alguna manera lo retoman las instituciones para mejorar”.

El funcionario aseguró que el personal del Departamento de Investigación judicial ronda las 20, entre administrativos y jurídicos, y eso sumado a que en menos de un año se ha cambiado al jefe de la unidad a afectado la agilidad de los procesos.

Según Luna, algunos jueces son denunciados por conducta irregular en el manejo de expedientes, otros porque incumplen sus obligaciones e incluso faltan a su actitud ética de llegar en horas que no son las adecuadas y otros que incluso interrumpen audiencias.