El mensaje que mandan las AFP, ANEP y FUSADES es que el gobierno quiere robarse las pensiones

Por Redacción | 06 de agosto de 2017

Según la economista de la UCA, Julia Evelyn Martínez, el gobierno tiene que enfatizar que los préstamos que solicita a las AFP son únicamente para el pago de pensiones de los jubilados, tanto del sistema público como privado, y no para gastos corrientes, como lo quieren hacer ver las Administradoras de Fondo de Pensiones y la empresa privada que, a través de una campaña mediática, aseguran que el Ejecutivo se quiere robar el dinero de los cotizantes.

Dinero

Lanzar una campaña de información a los trabajadores y a la población en general de cómo funciona el préstamo que toma el gobierno para pagar las pensiones desmentiría el mensaje que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) están haciendo a través de sendas campañas de desinformación en la que señalan al gobierno de querer robarse las pensiones.

Ante estos señalamientos, la economista de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), Julia Evelyn Martínez, le sugirió al gobierno explicar a la población la dinámica de los préstamos que se piden a las AFP, y enfatizar que estos no son para invertirlos en otras actividades ni para gastos corrientes, sino, únicamente para pagar las obligaciones previsionales de los jubilados de los sistemas del INPEP y del ISSS, anteriores a la privatización del sistema.

“Y uno se pregunta: ¿por qué estas personas del sistema privado el gobierno les tiene que estar pagando pensiones? Ah, porque cuando al sistema privado de pensiones se le acabó su cuenta eso que tanto defiende la gente ´mi cuenta, mi ahorro´ cuando se le acaba entonces, el Estado no lo puede dejar sin pensión; entonces, entran a recibir una pensión mínima de $207 que es pagada por el Estado y ese dinero sale del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP)”, explicó la economista.

De ahí que los préstamos que hace el gobierno y que se los solicita a las AFP, se lo tienen que devolver y con intereses sobre el capital con una tasa del 2.5%.

Desde el año pasado han circulado diversas publicaciones, a través de los medios de comunicación, sobre el supuesto robo del dinero de las pensiones que el gobierno quiere hacer al instalarse un sistema mixto bajo una posible reforma del sistema previsional.

Tras esos señalamientos hay algo que los responsables de esos mensajes sobre el posible “robo” no dicen y es que, en 2006 con 46 votos, menos el apoyo del FMLN y el CD, fue aprobada el FOP, que permite financiar casi $400 millones anuales que se requerían para pagar a los pensionados y estos saldrían del dinero que administran las AFP, en forma de préstamo.

La razón por la que se creó el FOP fue porque ya no había dinero para continuar pagando a los pensionados -tanto públicos como a los del ISSS- entonces, la única alternativa que buscaron los partidos de derecha es que se tomaran los fondos de las AFP, en forma de préstamos y esa dinámica es la que se ha mantenido a lo largo de 11 años.

La última semana de julio, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dejó sin efecto la reciente reforma a la Ley de Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) hecha por la Asamblea Legislativa que posibilitaba al gobierno ampliar de 45% al 50% el uso de los Certificados de Inversión Previsional (CIP), con lo cual garantizaba el pago de las pensiones durante los próximos 12 meses.



Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto