El Mozote: Hecho histórico que se juzgue a exmilitares después de 36 años

Por Redacción | 03 de abril de 2017

El pasado 29 y 30 de marzo se realizaron las audiencias de intimación a 18 exmilitares del alto mando de la Fuerza Armada, de los cuales 12 se presentaron a escuchar los delitos de los que se les acusará en un proceso penal por su presunta participación en la planificación y ejecución de la Masacre de El Mozote y lugares aledaños en diciembre de 1981.

Compartir
Img 8

En "un hecho histórico", como califican los representantes legales y familiares de las víctimas de la masacre de El Mozote y sitios aledaños, se convirtió el inicio de un juicio que por primera vez sienta en el banquillo de los acusados a un alto mando castrense salvadoreño para ser imputado por crímenes de lesa humanidad, sin que ninguna amnistía revoque las acusaciones.

"Es una prueba para el sistema judicial dar una respuesta a las víctimas, después de darles la espalda por más de 30 años" y proteger a los que cometieron 9 delitos, entre ellos asesinato agravado, violaciones sexuales, robo y actos de terrorismo, aseguró el exprocurador para los derechos humanos, David Morales, quien ahora funge como acusador particular junto a los abogados de Tutela Legal "María Julia Hernández".

"No queremos venganza, queremos que se sepa la verdad y justicia por los crímenes que se cometieron", fue la frase que dominó las expresiones de algunos familiares y sobrevivientes de la masacre que esperaron afuera del Juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera, a la espera de que el juez Jorge Guzmán Urquilla leyera con amplios detalles los delitos que se le imputan al alto mando de la Fuerza Armada dirigido por el general Guillermo García en 1981, así como a los que dirigían el extinto Batallón de Reacción Inmediata Atlacatl, liderado en ese entonces por el teniente Domingo Monterrosa, y quien a pesar de haber fallecido, también será investigado para determinar su grado de participación en la matanza.

Según los representantes legales de las víctimas este caso será histórico y emblemático para ver si el Sistema de Justicia está preparado para judicializar estos crímenes una vez la Ley de Amnistía ha sido derogada. Según David Morales es un caso que está ampliamente documentado con prueba forense que se empezó a recabar en 1992 con exhumaciones realizadas por el equipo argentino de antropología forense, y analizado por renombrados forenses norteamericanos como Clyde Snow. Hay avanzados testimonios de sobrevivientes y familiares de las víctimas de la masacre, prueba balística y documentos que respaldan el hecho.

Desde organizaciones de derechos humanos como la norteamericana Fundación para el Debido Proceso (Due Process of Law Fundation) existe evidencia fuerte y sólida para pasar al siguiente paso que sería girar órdenes de detención contra los exmilitares.

A pesar de ello, los abogados defensores consideran que el juicio no tiene sustento legal y que la sentencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH sobre la masacre de El Mozote no tiene valor jurídico en el jucio penal a pesar de sustentar su valoración en los informes de la Comisión de la Verdad.

"Quiénes eran la Comisión de la Verdad, (responde un periodista: Expertos internacionales), mentiras, eso es falso, no eran ni expertos, ni nada, simplemente eran un grupo de personas que se nombraron para hacer un informe de recolección de algunas evidencias que nunca fueron judicializadas", aseguró Lisandro Quintanilla.