Franzi Hato Hasbún Barake, una vida entregada al pueblo salvadoreño

Por Redacción | 31 de agosto de 2017

Su trabajo por mejorar las condiciones de la sociedad en el país queda demostrado al hacer un recorrido por su trayectoria como maestro, luchador social y como funcionario en dos gobiernos de izquierda, ocupando cargos en los que sus esfuerzos fueron determinantes para orientar políticas públicas que han beneficiado a miles de salvadoreños.

Srio hato hasb%c3%ban

La vocación que Franzi Hato Hasbún demostró por el trabajo en favor de los sectores excluidos y la justicia social en El Salvador, durante toda su vida, no deja lugar a dudas sobre la calidad humana y la entrega que caracterizó su labor en favor del pueblo salvadoreño.

Así queda demostrado al hacer un recorrido por su trayectoria como maestro, luchador social y como funcionario en dos gobiernos de izquierda, ocupando cargos en los que sus esfuerzos fueron determinantes para orientar políticas públicas que han beneficiado a miles de salvadoreños.

Nacido en 1946, en la ciudad de San Salvador, Hato Hasbún sobresalió en su juventud como destacado deportista en las disciplinas del fútbol y el básquetbol, momentos en los que se graduó en México como optometrista, lo que fue el inicio de una vida dedicada a formarse y formar a generaciones de salvadoreños, especialmente en el área social.

Desde esa época tampoco olvidó sus raíces palestinas y su sufrido pueblo en lucha.

Su formación académica incluye una Licenciatura en Sociología en la Universidad Autónoma de México (UNAM), y otra en Filosofía, en la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA). Asimismo, cursó posgrados en Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, en Filosofía en la Universidad Pontificia Comillas, y en Periodismo de Investigación, en el Periódico El País, todos en España.

Destacó también como un maestro de vocación, labor en la que será recordado como formador de muchas generaciones que pasaron por las aulas del Colegio Externado San José. Su trabajo en este campo lo llevó a trabajar de forma estrecha con el jesuita español Ignacio Ellacuría, rector de la UCA de 1979 a 1989, un profundo crítico del autoritarismo y el modelo económico oligárquico que operaban por aquella época, situación que derivó en su asesinato, junto a otros cinco jesuitas y dos de sus colaboradoras, a manos de un escuadrón militar.

Su admiración por Monseñor Oscar Arnulfo Romero y por el padre Ellacuría eran palpables en sus palabras y su actuar, esto le valió para representar al gobierno de El Salvador en un encuentro con el Papa Francisco, en el Vaticano, en ocasión del anuncio de la Beatificación del Obispo Mártir.

Su determinación por contribuir a cambiar la realidad salvadoreña, en especial la que enfrentaban los sectores excluidos durante la segunda mitad del siglo XX, lo llevó a integrarse a la lucha popular, ingresando a las filas de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), uno de las cinco organizaciones que conformaron el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en donde realizó invaluables aportes a la causa de justicia social abanderada por dicha organización,  que derivaron en la apertura a la democracia en El Salvador con la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

Tras esta etapa, Hato Hasbún continuó con dedicación su lucha por incidir en la realidad social del país desde distintos ámbitos: en la UCA como Decano de Estudiantes, Director de Proyectos y de Relaciones Internacionales, Asesor de Rectoría y Profesor titular de los departamentos de Filosofía y Sociología (1992-1996).

Desde 2009 se sumó al trabajo desde el sector público como Secretario para Asuntos Estratégicos de la Presidencia y coordinador del Gabinete de Seguridad, cargos que ocupó durante todo el quinquenio. Fue el segundo designado a la Presidencia de la República y también fungió como Ministro de Educación ad honórem de 2012 a 2014.

Su trabajo en ese período le valió el reconocimiento de diversos sectores de la sociedad salvadoreña. En 2014, con el arribo de la actual administración, liderado por el Presidente Salvador Sánchez Cerén, Hato Hasbún, también ocupó cargos relevantes en gabinete de gobierno: como Secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones de 2014 a 2015, y como Secretario de Gobernabilidad de 2015 hasta su fallecimiento, ayer 30 de agosto de 2017.

También se destacó en el gobierno actual por su labor al frente del diálogo promovido por el presidente Sánchez Cerén con distintos sectores del país para construir soluciones y acuerdos a los grandes problemas que enfrenta El Salvador, liderando las principales iniciativas puestas en marcha para tal fin: el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, el Consejo Nacional de Educación y el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

Asimismo, fue juramentado en 2015 como Comisionado Presidencial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, realizando un destacado trabajo para garantizar la tranquilidad y paz para las familias salvadoreñas; además, fue designado por el presidente Sánchez Cerén para coordinar las acciones puestas en marcha durante la emergencia decretada en la San Salvador en 2016, ante el desabastecimiento de agua.

“Para El Salvador y mi persona este es un día de duelo porque acabamos de perder a un funcionario de mi gobierno, talentoso, que tiene mucho que ver con los resultados del país en la disminución de la criminalidad y la acción de las pandillas”, aseguró el presidente Sánchez Cerén momentos después de conocer de su muerte.

Más allá de su rol político y estratégico en la conducción política en el gobierno del presidente Sánchez Cerén, y durante todo el trabajo que le precedió, Hato Hasbún fue una persona muy amena y alegre.

A lo largo de su vida compartió con muchas personas en diferentes ámbitos, con extraordinaria sensibilidad humana, fue un apasionado deportista, padre ejemplar y gran amigo. Fue una persona que, sin ningún recelo profesional, dedicó buena parte de su tiempo a educar y formar generaciones, confiando, además, en las capacidades de la juventud para asumir cargos importantes en los destinos de El Salvador.

Su legado servirá de ejemplo de lucha para continuar construyendo un mejor futuro para El Salvador.



Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto