Iglesia Católica rechaza posible privatización del agua

Por Redacción | 12 de junio de 2018

En un pronunciamiento, la Conferencia Episcopal salvadoreña rechazó una posible privatización del recurso hídrico e instó a los diputados a garantizar el derecho humano al vital líquido a la población salvadoreña, además llamó a la ciudadanía a participar activamente para exigir la aprobación una ley general del agua.

Compartir
Dff f1nvqaa0rkc

La Conferencia Episcopal de El Salvador realizó un pronunciamiento para exigir a los diputados de la Asamblea Legislativa respetar el derecho humano al agua de la ciudadanía, y rechaza una posible privatización de la misma. Al tiempo que pidió que el ente rector del recurso hídrico debe ser público con amplia participación ciudadana. 


Asimismo, mostraron su total rechazo a la posible privatización del recurso hídrico, por lo que exhortaron a la población a hacer uso del derecho a la participación ciudadana para exigir a los diputados y diputadas la aprobación de una ley de general del agua que garantice el derecho humano al vital líquido.


“Si se llegara a aprobar una ley que otorgue a una entidad privada el derecho a decidir sobre la distribución del agua en la nación, negándole esta función al Estado, estaríamos ante una ley absolutamente antidemocrática y carente de legitimidad”, expresaron en el comunicado.

En el documento también piden a los legisladores respetar los 92 artículos de la ley consensuados en la legislatura 2012-2015, por considerarlo que son una pieza fundamental en dicha ley y responde a las grandes necesidades del pueblo salvadoreño.


“Como pastores somos testigos del clamor de nuestro pueblo, que pide agua potable en todos los hogares y que no podría pagar los costos si tan vital líquido se convierte en una mercancía que esté sometida a las leyes del mercado”, indica parte del pronunciamiento.


En momentos que la Iglesia Católica se pronuncia en este tema, otros sectores de la sociedad también han expresado su preocupación por la actual correlación en la Asamblea Legislativa, donde el bloque de la derecha es el dominante y ha iniciado la discusión de una nueva propuesta de ley presentada por la Asociación Nacional de la Empresa Privada.