Jóvenes y ministros hablando cara a cara

Por Marcos Rodríguez | 06 de marzo de 2015

“Diálogo Joven” es un espacio creado por Transparencia Activa donde jóvenes estudiantes y organizados pueden debatir, cuestionar y generar propuestas con los funcionarios del Órgano Ejecutivo. A la fecha, la ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, y la viceministra de Comercio e Industria, Merlin Barrera, han interactuado en este espacio de participación ciudadana.

Portada 2 copy

No había visto antes una iniciativa como esta: abrir Casa Presidencial para que los jóvenes cuestionen, pregunten y hagan propuestas a los funcionarios. En una de las reuniones semanales del equipo de Transparencia Activa nos preguntábamos cómo hacer para que más allá de informar y abrir la información a la ciudadanía, ellos participaran de manera proactiva.

Así nació la idea de “Diálogo Joven”, un espacio de interacción entre jóvenes y funcionarios transmitido por varios medios de comunicación y Transparencia Activa, a través de sus redes sociales y su sitio digital.

Es la primera vez en la historia del país que se abren las puertas de Casa Presidencial para que los jóvenes pregunten, cuestionen y den propuestas a ministros, presidentes de autónoma y otros titulares de gobierno. La participación es uno de los elementos claves que promueve esta iniciativa.

El miércoles 25 de febrero, estudiantes de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, Universidad de El Salvador, Escuela Superior de Economía y Negocios y la Universidad Tecnológica interactuaron con la viceministra de Comercio e Industria, Merlin Barrera.

Recibieron la bienvenida del secretario de Participación y Transparencia, Marcos Rodríguez, quien enfatizó la importancia de los jóvenes para la construcción de un país más justo y a la vez que brinden soluciones. Señaló que se aceptan críticas de este espacio para mejorarlo.

En el conversatorio desarrollado a las nueve de la mañana en uno de los salones de la Presidencia de la República, los jóvenes preguntaron por más de una hora a Merlin Barrera, sobre la fórmula que aplica el Ministerio de Economía para la entrega del subsidio al gas, cómo se calculan los precios de la gasolina, qué hace el gobierno para regular el precio de la canasta básica y las proyecciones económicas de El Salvador.

La funcionaria aprovechó para exponer una de las oportunidades que el ministerio ofrece a los jóvenes: concursos para desarrollar aplicaciones informáticas con financiamiento incluido. Expuso que uno de los jóvenes apoyados por el MINEC exporta videojuegos a otros países del mundo además de FONDEPRO, que es un fondo no reembolsable para  microempresarios y cooperativas.

El conversatorio me sorprendió por dos razones: esperaba que los jóvenes cuestionaran más sobre decisiones de políticas públicas. Las invitaciones a ellos se hicieron a través de los jefes de facultad de cada universidad, es decir, Transparencia Activa no sabía el perfil de los jóvenes que llegarían. ¿Por qué no fueron tan duros en sus intervenciones teniendo a la funcionaria frente a frente?

La respuesta a mi inquietud la contestó una estudiante de la UCA: “quiero agradecer este espacio porque estamos frente a los que toman las decisiones, a veces los jóvenes necesitamos este tipo de oportunidades, hablar cara a cara con ustedes, que nos escuchen nuestras ideas, porque ya basta de foros solo para discutir y donde ellos no están presentes”.

Esto me lleva a la segunda razón del por qué me sorprendió el conversatorio: los jóvenes hicieron propuestas más que cuestionamientos, con un lenguaje técnico e intelectual los estudiantes de economía de las universidades hablaron del Producto Interno Bruto, de macroeconomía y los posibles tipos de economía que requiere el país, así como de ofertas y servicios que nuestro país puede ofrecer al mundo. Manejaban datos, comparativos mundiales, etc.

En el bachillerato uno de mis maestros decía en una clase que nosotros éramos de la generación acomodada, pero al escuchar a los jóvenes universitarios parecía todo lo contrario. Ellos hicieron propuestas magistrales, tanto que la viceministra Barrera pidió estar en un programa más para explicar uno de los temas que les interesó.  Ellos decían estar listos para construir a un mejor país.

La conclusión a la que llegué es que los jóvenes piden diálogo, que sean tomados en cuenta, pero un diálogo real donde el funcionario anote con lapicero en mano las ideas propuestas y que éstas se lleven a la práctica. A eso se comprometió la viceministra Barrera.

En el segundo conversatorio realizado el miércoles 4 de marzo, Transparencia Activa invitó a la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl. Ella rompió el protocolo y antes de la grabación del programa empezó a debatir con los estudiantes, les dio su cuenta de Facebook y al final del programa llegó a un acuerdo de hacer un concurso nacional con ellos para concientizar en el tema de la basura y desechos sólidos.

“El premio va a ser una cena conmigo”, bromeó la ministra y posteriormente con los jóvenes resultó la idea que el ganador recibiría un reconocimiento del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

La ministra habló sobre desechos sólidos,  calidad del aire, sistema de monitoreo ambiental, permisos de construcciones, minería y la ley del agua.

“Yo soy estudiante de cuarto año de trabajo social y he venido desde Cabañas donde el tema de la minería ha causado hasta muertos, quisiera saber cuál es la posición de gobierno en este tema”, preguntó una de las jóvenes.

La funcionaria recordó que desde el gobierno del expresidente Mauricio Funes se había tomado la postura de no apoyar este tipo de proyectos, no obstante que el país se expone a sanciones internacionales.

Mientras caminábamos en los pasillos de Casa Presidencial donde los participantes se tomaron una fotografía que solicitaron para el recuerdo, se me acercó una estudiante de la Universidad Matías Delgado y pidió que la anotáramos para el próximo conversatorio.

“A mí me interesa mucho escuchar al viceministro de Vivienda que va a estar la próxima semana, realmente este tipo de conversatorios me gusta mucho, porque uno ve en persona los funcionarios y puede hacerles consultas, inquietudes y se siente que ellos se lo están tomando en serio”, expresó Mónica Bolaños, estudiante de Arquitectura de la referida universidad.

Ella era una de las más de 30 jóvenes que se anotaron en el conversatorio que para la segunda ocasión se hizo a través de una convocatoria en las redes sociales. En menos de una hora el cupo estaba lleno.

Transparencia Activa desarrollará cada semana “Diálogo Joven” con un funcionario del gobierno que hablarán cara a cara con los estudiantes de diferentes universidades. Este programa es transmitido por Radio Nacional, Canal 10, Radio Legislativa y las 21 radios de ARPAS.

Aunque la logística es más complicada, en un futuro se prevé llevar el conversatorio a las universidades y a diferentes comunidades donde participen organizaciones juveniles y otros grupos sociales y económicos.



Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto