¿Quienes aprobaron fideicomiso que endeudó al país con las pensiones?

Por Redacción | 17 de noviembre de 2015

En el año 2006, a través del decreto legislativo 98, los partidos ARENA, PCN y PDC aprobaron la Ley de Fideicomiso Previsional, que establecía que las Administradoras de Fondo de Pensiones transferirían dinero al Estado para el pago de las pensiones hasta un máximo de 30%, para un plazo de 25 años.

11062149 841193335961025 6431212110938265258 n

En los últimos meses el tema de la deuda de las pensiones ha generado debates en la agenda mediática, sin embargo no se habla de la Ley del  Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), aprobada por los partidos de derecha en la Asamblea Legislativa, cuya normativa daba luz verde para que las Administradoras de los Fondos de Pensiones (AFP), transfirieran dinero al Estado para el cumplimiento del pago a los pensionados.

La Ley del Fideicomiso fue aprobada en el año 2006, con 46 votos por los partidos de derecha entre estos ARENA, PCN y PDC, mientras, el FMLN y el Centro Democrático no dieron sus votos.

A través del decreto Legislativo 98 se creó la ley que dio vida al fideicomiso de pensiones, donde el Ministerio de Hacienda, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y el Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) serían los fideicomitentes y el Banco Multisectorial de Inversiones (BMI), era el fiduciario.

El Fideicomiso consiste en que las AFP le pasan dinero al gobierno y este de ahí paga la pensión a los jubilados del sistema público, porque no tiene suficientes fondos para cumplir con esa obligación.

Con el referido decreto, el BMI emite los Certificados de Inversión Provisional (CIP) que obliga a las AFP a trasladar al FOP hasta un máximo del 30% de sus fondos para un plazo de 25 años.

Desde el año 2001 era evidente que el ISSS e INPEP ya no contaba con fondos suficientes para hacer frente al cumplimiento del pago de pensiones, debido a que la mayoría de trabajadores jóvenes pasó a cotizar a las AFP, mientras que en el sistema público quedaron las personas con mayoría edad o próximos a jubilarse.

El economista César Villalona explica que a raíz de la crisis en esas dos instituciones el gobierno del expresidente Francisco Flores (actualmente procesados por delitos de corrupción) empezó a vender bonos para pagar pensiones entre el 2001 y 2004, y el gobierno de Antonio Saca también hizo lo mismo hasta el año 2006.

“ARENA decidió, con sus aliados en la Asamblea, echar mano de los fondos de las AFP para pagarle pensión a las personas jubiladas de un sistema que ellos quebraron con la privatización de las pensiones”, explicó el economista.

Los bonos son títulos legales que se venden a empresarios nacionales o extranjeros, ellos le entregan dinero al gobierno y este se endeuda. Estos se pueden vender a través de la bolsa de valores, bancos o a empresarios.

Por ahora la discusión política gira en torno al dinero que los cotizantes tienen ahorrado en las AFP, porque se estima que la deuda del sector público con las administradoras de fondos continuará creciendo, si no se busca una alternativa viable para superar la problemática.

Según un informe presentado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) en octubre pasado titulado “Indisciplina fiscal y el mito de las pensiones”, afirma que “el Fideicomiso es un incentivo negativo que hace que el gobierno no intente buscar recursos propios para cumplir con la obligaciones previsionales”.

Mientras que en otro documento elaborado por la misma institución titulado  “Respondiendo a los desafíos fiscales en El Salvador” (2007) aseguran que “con la creación del FOP, el aumento de la carga tributaria y el manejo del gasto público, El Salvador ha demostrado capacidad para resolver los problemas que enfrenta, y en tal sentido, no se anticipa un cambio negativo en las clasificaciones de riesgo en la deuda del sector público”.

Actualmente el INPEP tiene aproximadamente 10,000 cotizantes y 98,000 jubilados, es decir, un aproximado de nueve cotizantes por cada 98 jubilados.

El Salvador privatizó en 1998 el sistema de pensiones, pero el Estado continúa pagándolas a las personas que cotizaron con el sistema público.



Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto