Presidente Funes reacciona con prudencia ante izada de bandera en isla Conejo

02 de septiembre de 2013

El Presidente de la República, Mauricio Funes, reaccionó hoy con prudencia ante la izada de una bandera hondureña en la isla Conejo por parte de militares de ese país, acto por el que nuestro gobierno envió una nota de protesta en la que también se hace un llamado a la corrección.

Civico 5

[caption id="attachment_26156" align="alignnone" width="600"] FOTO: Secretaría de Comunicaciones

El Presidente de la República, Mauricio Funes, reaccionó hoy con prudencia ante la izada de una bandera hondureña en la isla Conejo por parte de militares de ese país, acto por el que nuestro gobierno envió una nota de protesta en la que también se hace un llamado a la corrección.

“No me atrevería por ahora a calificarlo de una provocación, quiero ser un poco más prudente. Además tendríamos que ver si es un hecho aislado, donde es la Fuerza Armada hondureña la que toma la iniciativa, si tiene o no tiene el consentimiento del Presidente (Porfirio) Lobo y por eso es que prefiero esperar”, expresó el jefe de Estado.

Luego de encabezar el acto con el que se dio inicio a las celebraciones del mes cívico, en la Plaza Cívica Gerardo Barrios, el Presidente Funes declaró a la prensa que, por medio de la Cancillería, se ha envidado una nota de protesta al gobierno de Honduras y dependiendo de la respuesta se valorará si es necesaria una reunión bilateral con el Presidente Lobo, para evitar una situación de inestabilidad en la zona del Golfo de Fonseca.

“En la carta expresamos nuestra protesta, pero al mismo tiempo hacemos un llamado a la corrección”, explicó el gobernante salvadoreño.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno salvadoreño aclara a Honduras en la nota que la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia, del 11 de septiembre de 1992, en ningún momento cuestionó la soberanía de El Salvador sobre la isla Conejo, ni la pertenencia de esta al territorio salvadoreño.

La sentencia, en su párrafo 327, solo estableció que las Islas de Meanguera y Meanguerita pertenecen a El Salvador y que la Isla El Tigre pertenece a Honduras, explicó la Cancillería.

Por su parte, el Presidente Funes dijo que El Salvador no está considerando “marcar presencia militar en la zona” ya que junto a los gobiernos de Honduras y Nicaragua “nos hemos comprometido a hacer de la zona del Golfo de Fonseca una zona de paz, una zona de convivencia pacífica, una zona de estabilidad y desarrollo económico y social”, según lo plasmado en la Declaración de San Salvador.

“Acciones como esta contradicen el espíritu de esa declaración, declaración de la cual participó el gobierno hondureño, Nicaragua y el gobierno salvadoreño”, dijo el mandatario.



Encuentranos REDES SOCIALES


Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto