Privatización de pensiones incrementa la deuda del país

Por Redacción | 20 de agosto de 2017

El aumento de la deuda del país en los últimos años es el resultado de la privatización del sistema de pensiones ocurrido en 1998, que obligó al gobierno a prestar para cumplir con la responsabilidad del pago de las jubilaciones. Con la reforma de hace casi 20 años no se estipuló un mecanismo adecuado para cumplir con esa responsabilidad.

Dinero d%c3%b3lares

La deuda del país se ha incrementado en los últimos años a causa del pago de pensiones que debe hacer el gobierno anualmente, como uno de los resultados de la privatización del sistema en 1998.

El aumento del endeudamiento ha ido subiendo a partir de la creación del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), implementado a partir del último gobierno de ARENA y aprobado por la Asamblea Legislativa, el cual fue creado para dar una solución al pago de pensiones en 2006, ocho después de la privatización.

Según estadísticas de las cuentas nacionales tomadas de Banco Central de Reserva (BCR), esta situación es evidente cuando se observan los números de endeudamiento del Sector Publico No Financiero (SPNF) con y sin pensiones.

De acuerdo a esa información, al 2017 la deuda con pensiones representa el 62.9% del Producto Interno Bruto (PIB) y, sin pensiones, el 46.7%. En este año se ve una diferencia entre ambas de 16.2% del PIB.

De hecho, la deuda del SPNF se ha mantenido controlada, desde 2009 a la actualidad tan solo ha incrementado en un promedio anual de 1.9% con respecto al PIB; sin embargo, a partir de ese año, el pago de las pensiones ha generado un incremento superior al 10% del Producto Interno.

De ahí el motivo por el que en este año se tendrá un incremento sustancial de lo que país debe pagar respecto a hace nueve años.

Según datos del Banco Mundial (BM), la deuda del SPNF en El Salvador ha sido en promedio el 45.6% del PIB.

Para 2015, el peso de la deuda salvadoreña con respecto al Producto Interno fue del 46.5%. De acuerdo a estadísticas del BM, este parámetro es similar a países como Dinamarca, Rumania, Suecia, Australia y Alemania.

En 2008 la deuda del SPNF con pensiones era de $8,769 millones y, sin pensiones, $7,927.6 millones, equivalentes al 40% y al 37% del PIB, respectivamente.

En el 2009, cuando se produjo el cambio de gobierno y la Asamblea Legislativa aprobó una deuda de $1,678.7 millones para evitar un quiebre fiscal, la totalidad de esta fue de $10,336 millones, de los cuales solo la de pensiones representaba solo el 10%. Vale decir que de cada $10 que debemos quienes pagamos impuestos, $1 se dedicaba a cubrir pensiones.

A marzo 2017, la deuda total se ha incrementado en un 61% a $16,679.2 millones, pero la de pensiones ahora es de $ 4,130.9 millones, lo cual representa el 25% de la deuda total. Esto significa que el peso de la deuda de pensiones en la deuda total creció 2.5 veces y ya se lleva $4 de cada $10 de lo que adeudamos quienes pagamos impuestos.

Si no se reforma el actual sistema de pensiones -producto de la privatización-, en el futuro la deuda de pensiones seguirá creciendo y buena parte de las finanzas públicas se destinarán a pagar pensiones y no en proyectos de desarrollo que el país necesita.



Encuentranos REDES SOCIALES


Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto