Secretaría de Participación contribuye a agilizar efectividad de Mesas de Diálogo y Plan 10

Por José Mejía | 12 de junio de 2018

La Secretaría de Participación realizó un conversatorio con representantes de instituciones que trabajan en el municipio de Panchimalco y aledaños, como parte de los lineamientos del Gobierno para a acercar, resolver de manera ágil y efectiva los problemas de la población priorizados en el Plan 10.

Compartir
20180608 093139
(Foto: José Mejía)

En esta reunión se planteó la necesidad de fortalecer las Mesas de Diálogo a nivel municipal, con el fin de juntar en un mismo espacio a líderes locales con instituciones que tienen trabajo en el territorio para revisar los temas que más afectan a la ciudadanía y buscar de manera conjunta soluciones más urgentes y de manera efectiva.

Las Mesas de Diálogo tienen tres actores: la alcaldía, el gobierno nacional y los líderes locales. Se busca que juntos construyan soluciones a los principales problemas locales, ya que las instituciones tienen la responsabilidad de acercarse a la ciudadanía y se les debe facilitar los canales de comunicación de las distintas instituciones.

La directora de Participación, de la Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción (SPTA), Kimberling Hernández, señaló que “el diálogo no se debe perder y la ciudadanía debe apropiarse de él como un mecanismo de contraloría social para saber qué está haciendo el gobierno en su municipio y aportar también con propuestas conjuntas. La gente necesita tener los espacios de vinculación con las instituciones y saber a quién acudir en temas de interés como salud, seguridad, juventud, etcétera”.

Hernández amplía que con estos espacios también se buscan procesos de formación ciudadana, para que la población aprenda a priorizar y reconocer sus problemáticas, así como saber a quién tiene que acudir para resolverlos y mejorar las condiciones de vida de los distintos municipios.

“A veces la gente quiere una cancha de fútbol, pero les falta el agua; qué es lo debe resolver el gobierno local y qué el gobierno nacional, priorizar las necesidades es también uno de los propósitos de los espacios como la Mesa de Diálogo, así como fomentar la convivencia ciudadana”, aclaró la directora de Participación.

Tatiana Angulo, del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), afirmó que “el espacio sirve para conocer de primera mano necesidades de la población que no se ven desde los escritorios, en el caso del ISDEMU y desde su ámbito de trabajo, es importante conocer la sensibilización sobre temas de género y ahora el tema de la violencia contra las mujeres”.

“En estos espacios nos damos cuenta que hay mujeres que no pueden acceder a recursos económicos, que son violentadas, que no les permiten ni siquiera hablar o expresarse. Estos espacios nos darán una visión más amplia de las necesidades que conocemos y que no sólo se limitan a infraestructura, sino también a formación y educación para descubrir lideresas y para eliminar problemas sociales muy arraigados en estas comunidades”, aseveró Angulo.

Añadió que “aquí (Panchimalco) es necesario identificar la violencia, ya que existe poca denuncia formal de este problema, pero al hablar con las mujeres se conocen de abusos en casi todos los ámbitos, y a pesar de ello no se tiene registro de estas acciones; las mujeres no hablan porque consideran que no se debe hablar sobre agresiones en el ámbito familiar. El componente indígena también afecta en la comprensión de los problemas, pero debe educarse y abrir espacios para que hablen las mujeres”.

Por su parte el delegado municipal, Ronald Vásquez, reconoció que este acercamiento de las instituciones gubernamentales es necesario para las comunidades que carecen de mucha información, para que sepan qué está haciendo el Gobierno, que está interesado en apoyar y qué se piensa hacer con los problemas comunitarios.

Añade que estos esfuerzos sirven también para que las soluciones a los problemas sean consensuadas y no sólo beneficien a unos pocos, o que la decisión o proyectos de una institución sólo se vean desde el punto de vista lucrativo o con expectativas externas, sino que también se tenga en cuenta la opinión de los lugareños.

Vásquez trajo a cuenta la problemática que ha generado el cobro para los habitantes de Panchimalco del ingreso al parque Balboa quienes antes podían llegar más libremente a observar un partido o pasear por un costo mínimo, pero ahora con las nuevas cuotas se puede ayudar a mantener el parque y aprovechar la visita de turistas, pero afecta el entretenimiento de los lugares.

Finalmente, la SPTA valoró que este ejercicio de sentar a las instituciones con los liderazgos comunitarios pretende dejar sistematizado que se pueda escuchar a la población, instaurar la cultura de buscar solución conjunta a los problemas, será un legado y una nueva forma de transformar la realidad, porque la institucionalidad puede cambiar, pero estos mecanismos de participación, de diálogo, de intercambio de experiencias son espacios que deben de ocuparse y defender como un derecho para transformar integralmente este país.