SIMEDUCO y Bases Magisteriales mienten sobre impactos económicos por incremento salarial

Por José Mejía | 13 de febrero de 2018

Los dos sindicatos magisteriales minoritarios y tradicionalmente afines al partido ARENA, consideran que el aumento a los maestros ($50 mensuales) que al final de este año sumará $600 y otros $600 el siguiente “son migajas” y no dignifican al magisterio.

Compartir
39939373092 8f959cf680 k

SIMEDUCO y Bases Magisteriales expresaron en El Diario de Hoy su descontento con el aumento aprobado por la Asamblea Legislativa a petición del Ejecutivo que determinó un incremento de sueldo de $50 mensuales para los docentes y $30 mensuales para los administrativos a partir de enero de 2018, los cuales representan en total un aumento anual de $600 para los maestros y $360 anuales para los administrativos solo este año. El próximo 2019, recibirían otro aumento similar al que se les ha otorgado este año.

Es decir, los maestros recibirán un incremento de $1,200 y los administrativos $1,000 repartido en dos años.

A pesar de este esfuerzo presupuestario en medio de un bloqueo político a la planificación y ejecución del proyecto de presupuesto que propone el Ejecutivo por parte del partido ARENA (afín a los sindicatos que protestan), las gremiales consideran que es “indignante” y dista mucho de las necesidades de los docentes.

El dirigente de Bases Magisteriales, Paz Zetino, señala que “hay un desprecio al maestro para profesionalizarse”, infiere que no todos merecen el mismo porque “es igual para todos y no toma en cuenta la calidad del docente”.

Tradicionalmente como sindicatos han sido reacios a las evaluaciones de la calidad de los docentes y la depuración de los malos maestros, no toman en cuenta tampoco el Plan de Formación de Docentes iniciado en 2015 que se está implementando y que desde entonces ha fortalecido las capacidades de 26,810 docentes en diferentes especialidades y niveles.

El mismo sindicalista se queja de que los $50.00 que se aumentarán se irán en pago de impuesto de Renta (10%), para Bienestar Magisterial (que es una prestación que no tienen otros empleados públicos ni privados), así como los descuentos en AFP y Seguro Social.

Zetino ve de menos que del aumento le queden más o menos $35.00 mensuales que antes no tenían, y que el próximo año serán $70 cada mes. Solo este año los maestros podrán tener $420 (libre de deducciones) que antes no tenían y el próximo año, $840, producto del aumento que el Ejecutivo gestionó para cumplir con los compromisos de dignificación del magisterio.

Los mencionados sindicatos agregan que el aumento no les beneficiará en nada porque la canasta básica ha subido, sin embargo, las gremiales no mencionan que los empleados administrativos gozan de despensa que les garantiza canasta básica a un menor precio de la que se compra en el mercado y que los incrementos de los productos no dependen del Gobierno, sino del libre mercado y prácticas abusivas que implementan las empresas de productos de consumo.

Los maestros no gozan de canasta básica, pero el Secretario de ANDES 21 de Junio, Israel Montano, expresó que todos tienen un bono al año de $260.00 repartido en dos pagos anuales.

Para también aclarar que el nuevo aumento no es “insignificante”, el economista José Luis Magaña ejemplificó un caso con el sueldo de un maestro categoría 4 del nivel 2, que son los que tienen la carrera de docencia y ganan $707.48 mensuales. Con el aumento un maestro de esta categoría llegaría a ganar $757.48 mensuales, de esto se le descontaría el 10% de Impuesto sobre la Renta como a todo el mundo, 6.25% del ISSS y 7.25% de AFP que suman al final $178.00 en descuentos, obteniendo finalmente un sueldo libre de $579.48.

Con el sueldo anterior ($707.08) al maestro se le descontaban $166.25 quedándole mensuales $541.23 libre de descuentos.

Ahora, el aumento solo para los maestros de esta categoría representará un inremento de $38.25 efectivos al mes, que en 12 meses se traducirán en $459.00 que tendrán al final del año 2018. Al finalizar 2019 significará un aumento de $918.00.

Montano agregó que con los empleados administrativos hace dos años (2015) se hizo una negociación en la que se logró un aumento de $60.00 que, agregados a los $60 que se negoció recientemente repartido en dos años, al final de 2019 tendrán un incremento de $120.00 mensuales.

Finalmente, Montano instó a los empleados magisteriales que no estén conformes y en desacuerdo con el aumento a “donarlo a alguna institución de beneficencia donde los fondos sean utilizados para llenar necesidades de la gente más empobrecida”. 
Montano reiteró que el aumento tiene que verse como un logro en medio de las condiciones económicas adversas que tiene el Gobierno.

SIMEDUCO y Bases Magisteriales terminan quejándose de que no se les tomó en cuenta en la aprobación de este aumento, pero el Secretario de Andes 21 de junio desmiente esa versión y afirma que “estuvieron al inicio de la negociación, pero no quisieron firmar el acuerdo final y públicamente expresaron su disconformidad por lo que al final solo 9 de los 11 sindicatos aprobaron y aceptaron la propuesta del Ejecutivo para mejorar sus condiciones salariales”.