Superintendente Díaz: Preocupaciones por estudio al mercado de la televisión son exageradas

25 de noviembre de 2014

El estudio de la Superintendencia de Competencia tiene como objetivo determinar cómo está compuesto, cómo actúa, cómo vive, cómo se desarrolla el sector de la televisión en la economía nacional.

Superintendente de competencia

El superintendente de Competencia, Francisco Díaz, aclaró que el estudio sobre el mercado de la televisión realizado por esta institución del Estado es un diagnóstico serio y responsable que no debería generar reacciones negativas por parte de los medios de comunicación.

“Es comprensible la preocupación que ha causado en este tema, pero debo decirles  que realmente parte de algunas confusiones y tiene algunas características de exageración”, expresó el funcionario durante una conferencia de prensa en Casa Presidencial, en la que aclaró el motivo por el que se realizó este análisis sobre la competencia en el mercado de la televisión.

Añadió que “se ha tratado de vincular esto, y no tengo una explicación  razonable a ello, (…) con el propósito de afectar la libertad de prensa o algo parecido. Lo que esta radiografía (el estudio) nos va a dar no es otra cosa más que, cómo está compuesto, cómo  actúa, cómo vive, cómo se desarrolla este sector de la economía”.

Explicó que el 10 de marzo de 2014 el entonces superintendente general de Electricidad y Telecomunicaciones, Luis Méndez, solicitó a la Superintendencia de Competencia una opinión sobre este mercado, pues analizaba la factibilidad y conveniencia de liberar porciones de seis megahertz de espectro radioeléctrico para ser empleados en servicios de radio difusión televisiva de libre recepción.

En el escrito se hacía notar que “la Ley de Telecomunicaciones no permite introducir condiciones para la participación, adjudicación o de otro tipo, lo cual  podría  facilitar  que franjas del espectro sean adquiridos por actuales concesionarios obteniendo ventajas competitivas” y se planteó además el hecho de que los plazos  de esas concesiones son  de 20 años prorrogables automáticamente.

“A partir de una solicitud que nos hace  una autoridad, la Superintendencia está obligada a emitir una opinión. En ese momento la Superintendencia  no tenía,  como no  tiene hasta esta fecha, un estudio concreto de las condiciones de  competencia del sector de televisión abierta, en consecuencia, lo que hicimos y así lo dejamos plasmado en la opinión, fue limitarnos al estudio de la normativa”, expresó el superintendente.

El Consejo Directivo también advirtió que “sin un estudio actualizado sobre las condiciones  de competencia del mercado  de televisión en abierto no es posible  realizar el análisis  técnico, jurídico y  económico óptimo que exige la Ley de Competencia”.

El funcionario dijo que por problemas de recursos se demoró la contratación de una consultoría internacional para empezar a analizar este mercado, lo cual es parte de la dinámica y las responsabilidades de la Superintendencia de Competencia.

Rechazó que esta acción represente un adelanto de criterio sobre temas importantes para el país como el cambio de la televisión análoga a digital y que este tipo de investigaciones son trabajadas de forma rigurosa por profesionales independientes.



Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto