Víctimas de masacre El Mozote vuelven a testificar ante juez

Por José Mejía | 09 de junio de 2017

Este viernes 9 de junio el Juez Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera ha citado a alrededor de 12 personas que declararon en el juicio de 1991, a petición de los acusadores particulares Tutela Legal María Julia Hernández y David Morales, quienes solicitaron que se presentaran para ampliar e incorporar elementos novedosos en el caso, conociendo ya imputados por dicho crimen.

Img 5129

Hoy se iniciaría con el testimonio de tres personas que además fueron víctimas de la masacre y que pueden dar más elementos de prueba para ser incorporados al proceso.

“De los 17 testigos que declararon anteriormente en el juicio de 1981 ya fallecieron (5), pero los que aún quedan es un momento oportuno para que amplíen información proporcionada por las últimas exhumaciones realizadas por el equipo de Antropología Forense argentino, análisis de ADN, restos óseos que han sido entregados para ser enterrados, además hay un trabajo más científico que el que se hizo en los años 90” para tomarlo en cuenta en el proceso, señaló el abogado de Tutela Legal, Wilfredo Medrano.

Añade que el objetivo de esta diligencia “es ampliar las declaraciones y por supuesto que ellos (las víctimas) se van a enfrentar a los defensores de los militares que están siendo procesados con el derecho que tienen de preguntar y repreguntar, pero todo ese tipo de preguntas van a ser hechas a través del Juez Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera”.

Según los representantes de las víctimas de la masacre, “en estos cuatro días las víctimas van a poder ratificar lo que ya declararon, ampliar e incorporar nuevos elementos para ir construyendo pruebas en contra de los militares imputados”.

También los defensores podrán aportar en su momento prueba, presentar testigos y ampliar declaraciones.

La acusación particular pidió al juez que se diera participación directa a las víctimas tomando en cuenta lo establecido en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a lo que él accedió y permitirá el ingreso y permanencia de una delegación de familiares y víctimas de la masacre en el juicio.

Los militares señalados, según la ley, no es necesario que estén presentes, sino solo sus abogados, pero podrían estar y también pueden preguntar a los testigos si así lo quisieran.

La presentación de testimonios continuará el 12, 15 y 19 de junio.

Los militares acusados por la masacre de El Mozote fueron la cúpula de mando de la Fuerza Armada en la época en que se cometió el crimen y sus nombres son: General José Guillermo García (recién deportado por las autoridades estadounidenses por crímenes de lesa humanidad), Ministro de Defensa y Seguridad Pública; General Rafael Flores Lima, Jefe del Estado Mayor Conjunto de la FAES; coronel Jaime Flores Grijalva, Comandante de la Tercera Brigada de Infantería; Coronel Alejandro Cisneros, Comandante del Centro de Instrucción de Comandos de San Francisco Gotera; General Juan Rafael Bustillo, Comandante de la Fuerza Aérea; Mayor Natividad de Jesús Cáceres Cabrera, oficial del BIRI Atlacatl; Capitán Juan Ernesto Méndez Rodríguez, oficial del BIRI Atlacatl; Capitán José Antonio Rodríguez Molina, oficial del BIRI Atlacatl; Capitán José Antonio Rodríguez Molina, oficial del BIRI Atlacatl; Capitán Walter Oswaldo Salazar, oficial del BIRI Atlacatl; Capitán José Alfredo Jiménez, oficial del BIRI Atlacatl; Teniente Coronel Luis Alberto Landaverde, Comandante de la Brigada de Artillería “Teniente Coronel Óscar Osorio”; Teniente Coronel Domingo Monterrosa Barrios, Comandante del BIRI Atlacatl; Mayor Armanzo Azmitia Melara, segundo al mando del BIRI Atlacatl; y Capitán Roberto Alfonso Mendoza Portillo, oficial del BIRI Atlacatl.

Este es el primer caso juzgado de un crimen cometido durante la guerra civil salvadoreña, gracias a la anulación de la Ley de Amnistía que entró en vigencia en 1992 y que pondrá a prueba al sistema judicial en el procesamiento de crímenes de guerra y de lesa humanidad.

La audiencia es pública porque el proceso no tiene reserva y según señalan los abogados de Tutela Legal, el juez va a permitir la entrada a una delegación de las víctimas, ya que el auditorio es pequeño, pero no se sabe aún si la prensa tendrá acceso a todo el juicio, como en casos similares que se han realizado en otros países, tales como el realizado contra el general Ríos Montt en Guatemala, que fue totalmente público.



Suscríbete y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias que acontecen en el portal de Gobierno Abierto