CONAB redujo las pérdidas del grupo SAMIX y mantuvo estabilidad laboral

Por José Mejía | 25 de abril de 2019

El proceso de extinción de dominio en 19 propiedades y bienes que la Fiscalía captó al expresidente Elías Antonio Saca, valoradas en $13 millones, ha dejado en manos del CONAB la administración de los mismos. Dicha situación reveló que las empresas radiales del expresidente venían trabajando con pérdidas, pero con la administración del CONAB se logró mantener la estabilidad laboral y se nivelaron los gastos e ingresos de las mencionadas empresas.

Compartir
Img 0197
Viceministro de Seguridad y Justicia, Raúl López. (Foto: José Mejía)

El viceministro de Justicia y Seguridad y Presidente del Consejo Nacional de Administración de Bienes (CONAB), Raúl López, detalló en una entrevista para Transparencia Activa que “cuando recibieron las empresas (del grupo SAMIX) funcionaban con pérdidas, con saldos rojos”.

Y explica que cuando el exmandatario fue arrestado hace aproximadamente 3 años, junto a algunos miembros de su círculo más cercano, todos sus bienes, vehículos, mansión, casas de campo, casas de playa, los medios de comunicación le fueron incautados por la vía penal.

Esta acción judicial, señala López, metió en un bache económico y financiero al grupo empresarial SAMIX. “Cuando la Fiscalía General decide iniciar el proceso de extinción de dominio, que es totalmente aparte, el grupo empresarial ya estaba en una grave depresión financiera de arriba de 700 mil dólares”, aseguró el presidente del CONAB.

Las cuentas bancarias que le fueron inmovilizadas al expresidente Saca, según el viceministro, andan por los $2 millones, y los bienes son una casa de campo en la zona de los Planes de Renderos, una casa de playa, la mansión donde residía ubicada en el cantón El Carmen, los vehículos de uso personal, 16 radioemisoras con su infraestructura y tecnología.
Todos estos bienes por orden de la jueza especializada de Extinción de Dominio actualmente están cautelados bajo la administración del CONAB. El caso de los bienes productivos --medios de comunicación-- están bajo la administración directa de la Dirección Ejecutiva del CONAB conducida por David Omar Molina, quien ejerce los actos de administración y disposición legalmente convenientes para la correcta administración de estas empresas.

López explicó que después de 3 años, las 16 radios se encuentran funcionando normalmente, aunque las recibieron operando con pérdidas que rondaban un poco más de $700,000 en deudas con proveedores.

Actualmente, aseguran las autoridades del Viceministerio de Justicia y Seguridad, las pérdidas han disminuido porque se tomaron algunas decisiones como eliminar el pago de las empleadas domésticas de las casas del expresidente Saca.

“Las empleadas estaban en la planilla de las radios, los motoristas, jardineros y personal de seguridad se pagaban de esas planillas, por lo que tomamos la decisión de eliminar esos pagos. Financieramente no podíamos disponer del dinero que se generaba en las empresas para pagar a los trabajadores de las casas”, afirmó López.

También menciona que se les dio la opción de que si los querían mantener que les pagara la familia Saca, pero no las empresas. También se tomó la decisión de ya no autorizar gastos de combustible ni de representación para ejecutivos en las empresas.

Además, la exprimera Dama de la República, Ana Ligia de Saca, devengaba un salario en el Grupo SAMIX de $4,000 que el CONAB consideró “era oneroso y no estrictamente necesario en la empresa por lo que se eliminó y fue separada de sus funciones, ya que mantenía un cargo ejecutivo, pero no había registros del trabajo real que desempeñaba”.

López aseguró que con la intervención del CONAB se redujeron los gastos y los margenes de pérdidas, pero no tienen aún las ventas que superen los gastos, y tampoco el CONAB puede inyectar fondos de otras actividades, sino solo el dinero que lícita y legalmente ingrese en las empresas.

Las autoridades de Seguridad señalan que no podrían afirmar que en el pasado hayan existido ingresos de otros fondos (ilícitos) en el grupo SAMIX, “no es esa mi función como presidente del CONAB, a nosotros la Fiscalía General, la señora Jueza, la Policía nos entrega la administración y no podemos husmear en las diligencias, nos limitamos a cumplir la resolución judicial emitida por el Tribunal Especializado de Extinción de Dominio, pero es inexplicable que un grupo empresarial tan grande de 16 emisoras que ocupan un espacio considerable en el espectro radioeléctrico, pudiese funcionar con pérdidas como las que venía teniendo”, aseveró López.

Añadió que “todavía trabajan con pérdidas de $30 mil, por lo que se van a prescindir de gastos de representación, convenios de cortesía con empresas como hoteles y restaurantes donde las radios cedían espacios publicitarios a cambio de cortesías como estadías, comidas, bebidas para equilibrar las ventas con los gastos”.

El Presidente del CONAB aseguró que “el 99% de los empleados del grupo empresarial siguen laborando y se ha respetado la libertad de expresión y prensa de las líneas editoriales que tienen las radios. Hemos sido respetuosos ejerciendo la administración directa, pero en estos momentos se encuentra en un proceso de evaluación del desempeño de las personas que se han mantenido hasta este momento al frente de las empresas”.

Elías Antonio Saca ha pasado por tres procesos judiciales: el de enriquecimiento ilícito por la vía civil; el penal donde ya fue condenado por los delitos de peculado y lavado de dinero y activos; y, el de extinción de dominio. Los tres son independientes entre sí y no necesariamente vinculantes.

Según las autoridades del viceministerio Justicia y Seguridad se ha hecho un trabajo “estrictamente técnico en el juicio de extinción de dominio y se tiene el precedente de la condena penal en donde el expresidente reconoció su responsabilidad en los delitos que se le imputaban del incremento injustificado de su patrimonio proveniente de fondos del Estado, aunque esto no implicará una sentencia automática en el juicio de extinción de dominio".