Condenan a 10 años de cárcel a expresidente de BMI por caso INFOCENTROS

Por Redacción | 12 de marzo de 2019

Mientras que al exdirector de INFOCENTROS, Sigfredo Figueroa, fue absuelto de los cargos que se le imputaban. El Tribunal también sugirió a la Fiscalía General de la República investigar a los miembros de la junta directiva del Banco Multisectorial de Inversión por considerar que Angelucci no actuó solo. Este delito fue denunciado por el gobierno de turno en 2011 y es uno de los 156 presuntos casos de corrupción presentados ante el Ministerio Público, al igual que la construcción del exbulevar Diego de Holguín y el fondo FECEPE.

Compartir
Angelucci y machado juzgado
Nicola Angelucci (izquierda) luego de saludar a su abogado Mario Machado, momentos antes de iniciar la lectura del fallo en el Tribunal Tercero de Sentencia. El Juzgado lo condenó a 10 años de prisión por el delito de peculado continuado en la administración de fondos públicos destinados a INFOCENTROS. (Foto: José Mejía)

El Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador condenó a 10 años de cárcel al expresidente del Banco Multisectorial de Inversión (BMI), Nicola Angelucci, por el delito de peculado continuado (sustracción de fondos) en el caso de INFOCENTROS y de manera civil a pagar $6,173,188.61, sin embargo, fue absuelto de negociaciones ilícitas porque no se logró evidenciar que haya cometido dicho delito.

El Tribunal también le sugirió a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar a los miembros de la junta directiva del BMI, por considerar que Angelucci no actuó solo.

En este proceso también estaba siendo enjuiciado el exdirector de INFOCENTROS, Sigfredo Figueroa, pero el tribunal lo absolvió del delito de negociaciones ilícitas por considerar que no existían suficientes pruebas que lo incriminaran y argumentaron que él no era una persona clave en este caso, y que solo obedecía órdenes.

Angelucci y Figueroa estaban siendo procesados por negociaciones ilícitas y peculado en perjuicio de la administración pública por un monto de más de $6.1 millones, que fueron transferidos del BMI a la asociación INFOCENTROS.

Semanas atrás, la FGR había pedido hasta 23 años de cárcel para Angelucci, y 12 años para Figueroa, además del pago de $6.1 millones en concepto de responsabilidad civil, los cuales alegaban era el monto que el BMI transfirió a la asociación INFOCENTROS.

Según la acusación fiscal, Figueroa era quien firmaba la documentación requerida para que Angelucci presuntamente lograra apropiarse de los fondos.

La FGR logró demostrar que Angelucci fue el responsable de administrar de forma irregular $6.1 millones durante el periodo de 1999 al 2009, cuando se dio una apropiación de fondos del BMI para trasladarlos a la Asociación INFOCENTROS, cuya acción no era permitida por ser una asociación sin fines de lucro.

Las pruebas presentadas por la FGR ante los jueces demostraron que existió un conflicto de interés en la administración de los recursos que van desde autocontratar a la asociación que Angelucci dirigía (INFOCENTROS), hasta adquirir los servicios de alquiler del local en la casa de su mamá, al mismo tiempo que fungía como titular de la asociación y también presidente del BMI.

 

Antecedentes

Dos años después de la privatización de la Administración Nacional de Telecomunicaciones (ANTEL) se creó en mayo de 1999 el Fondo Especial de los recursos provenientes de la privatización de la empresa (FANTEL).

Con este fondo se pretendía financiar diversas áreas de actividades, entre ellos los Centros Comunales de Información, cuyo objetivo era facilitar el acceso a la informática mediante “la construcción, establecimiento y gestión de Centros Comunitarios de Información en todo el país”.

Apenas cuatro meses antes de la creación de este fondo, se constituyó la Asociación INFOCENTROS entidad privada, sin ánimo de lucro y formada por representantes del sector privado y un buen número de funcionarios. La referida entidad que se encargaría de la instalación de los centros de informática a nivel nacional únicamente contaba con un patrimonio de $30, según recoge un informe del Banco Central de Reserva (BCR).

La referida asociación no necesitó participar en una licitación o concurso público para que se le adjudicara el proyecto. El Consejo de Administración del Fondo, coordinado por Juan José Daboub, exministro de Hacienda durante el gobierno del expresidente Francisco Flores, designó un comité consultivo integrado por cinco funcionarios y dos miembros de FUSADES que decidieron que la Asociación INFOCENTROS era la única entidad en todo el país capaz de llevar a cabo este proyecto y recomendaron su contratación para poner en marcha los centros informáticos.

Así, el Fondo y la Asociación INFOCENTROS firmaron un contrato por la que ésta recibiría un préstamo de $10 millones, al 0% de interés y con un período de gracia de tres años. A cambio, la asociación se comprometía a instaurar una red de 100 centros comunales (conocidos popularmente como ‘infocentros’).

Conformada cuatro meses antes de la entrega del Fondo, la asociación IINFOCENTROS, con un capital inicial de $30, recibió $10 millones en calidad de préstamo al 0% de interés y con un período de gracia de tres años que nunca pagó a cambio de implementar un proyecto.