Confesión expresidente Saca: dinero se fue a pagos a ARENA, medios de comunicación y sobresueldos

Por Redacción | 10 de agosto de 2018

En la primera parte de las confesiones, el expresidente Antonio Saca, reveló que los recursos públicos por los que lo acusan de corrupción los destinó al partido ARENA, a pagar sobresueldos de entre $5,000 y $10,000 a sus exfuncionarios y beneficiar a los medios de comunicación de su grupo radial. Dijo que la Corte de Cuentas de la República trabajaba superficialmente en la auditoría de los fondos.

Compartir
Juicio expdte saca

La confesión del expresidente de la República, Elías Antonio Saca, durante el juicio por corrupción que enfrenta junto a tres de sus secretarios presidenciales, reveló que las millonarias cantidades de dinero por las que es procesado fueron a parar al partido ARENA, a medios de comunicación, a pagar sobresueldos a todo el gabinete de su gobierno, entre otras cosas que detalló durante el desarrollo de la vista pública.

En mi primer lugar dejó claro que él fue quien ordenó el desvío de los recursos públicos y abrir cuentas personas para ello, además, manifestó que la forma en que administraba los recursos era ilegal.

De ahí dijo que entregaba a sus funcionarios sobresueldos (entre $5,000 y $10,000) y que en una oportunidad él recibió 47 cheques por un monto superior a los $13.7 millones, que luego se los pasó al exsecretario Privado, Élmer Charlaix, para que los depositara en sus cuentas bancarias.

Afirmó que el partido ARENA inicialmente recibió $400,000 y luego “varios millones”.  También confesó que acordó con algunas empresas que el 80% del dinero recibido iba a destinarse a su grupo radial (Grupo SAMIX) y el 20% quedaba en las agencias.

Añadió que, para mejorar la imagen de la Presidencia de la República durante el último gobierno de ARENA, se amplió el gasto en publicidad.

El expresidente Saca confesó que ordenó subir salarios mensuales provenientes de las empresas de grupo radial que recibía dinero de fondos públicos; y, que, también, ordenó entregarle a su esposa, la exprimera Dama, Ana Ligia Mixco, $10,000 mensuales.

Además, dijo que le pidió a los bancos privilegios para no identificar a quienes retiraban el dinero, ni se informara de las transacciones.

Aseguró que la empresa de Jorge Hernández recibía $100,000 mensuales para aparentar el pago de servicios de publicidad a la Presidencia y que nunca los dio. Luego ese dinero los trasladaba a las empresas de su propiedad.

El exmandatario enlistó al menos 17 propiedades que compró para su beneficio personal entre 2006 y 2009 con dinero público a través de testaferros.