Director del IDHUCA reitera necesidad de una pronta reforma fiscal

Por Redacción | 11 de febrero de 2019

El sacerdote José María Tojeira advirtió que una reforma fiscal es importante para el país, porque asegura que en El Salvador hay dinero, pero para que su inversión sea fructífera hay que organizar bien los impuestos “y no maltratar a los pobres”.

Compartir
Chema
(Foto: Canal 10)

El director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (IDHUCA), José María Tojeira, expuso la apremiante necesidad de una reforma fiscal que le permita al país obtener los recursos necesarios para avanzar en materia social, esto como parte de las reflexiones de la coyuntura nacional posterior al resultado de la elección presidencial del 3 de febrero.

Durante el espacio de entrevista “El Salvador Ahora”, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional, el sacerdote se refirió a varios temas. El primero, el nivel de pobreza, para lo cual citó cifras de CEPAL que ponderan la pobreza extrema en un 38% de la población (a nivel nacional lo sitúan en un 30%). No obstante, para Tojeira es de reconocer que hubo avances con el aumento al salario mínimo y las transferencias del Estado a través de los programas sociales.

En materia de educación, se necesita más que duplicar el presupuesto asignado al Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (Mineducyt), para llegar en torno a los $400 millones. Citó al titular del ramo y afirmó que para adecuar todos los centros escolares en buenas condiciones se necesita una inversión de $600 millones. Y es que, según los informes de la cartera de Estado, los institutos públicos son dos terceras partes de la cantidad de centros de estudio del país. De ellos, un 29% está conectado al internet, cuando ese tercio restante, que son los colegios privados, tienen un 86% de conectividad. “Ese es un desafío, y para ello será necesario implementar una reforma fiscal”, indicó.

En ese aspecto, destacó que el Banco Mundial ha recomendado que en el país se implemente el impuesto predial y, según el religioso, esa podría ser una buena oportunidad para el presidente electo, en el marco de una reforma fiscal. “Creo que la reforma fiscal es importante para el país. Hay dinero, pero hay que organizar bien los impuestos y no maltratar a los pobres. Hay que poner los impuestos ahí donde hay dinero”, añadió.

Sin embargo, ya que en buena medida esto dependerá de contar con el apoyo de los partidos en la Asamblea Legislativa, advirtió que un bloqueo sistemático al nuevo gobierno sería un “suicidio político” para los partidos, sobre todo después de los últimos resultados en las elecciones.

En cuanto a la seguridad, reconoció que la situación en el país es preocupante. “Cuando hay más de 30 muertos por cada 100 mil habitantes en un mes se considera una condición de epidemia”, dijo. En enero 2019 se registró en todo el país 285 fallecidos a causa de la violencia. Señaló que para combatir la inseguridad se necesita a largo plazo generar más trabajo para los jóvenes y prevenir la violencia, a corto plazo combatir el comercio de la droga y recuperar territorios con espacios de recreación de atención a la salud.

Insistió en ampliar la capacidad financiera del país para mejorar los salarios de los policías, de lo contrario, advirtió que se mantienen vulnerables ante la realidad del país. “Nayib Bukele ofreció aumentarles $100, esperemos que lo cumpla”, dijo de cara al nuevo gobierno.

Sobre la asistencia de la ciudadanía en la elección presidencial, advirtió como un problema que en los comicios existiera poca participación y para él eso representa un desencanto marcado de la población con la clase política.

Del Informe Latinobarómetro 2018 citó que solamente el 52% de las personas está conforme con el nivel de democracia en el país. “Hay desencanto con lo hecho por los gobiernos de ARENA y el FMLN, a pesar de los avances en la institucionalidad”, dijo el director de la IDHUCA.