Empresas incumplen obras en penal de Izalco

Por José Mejía | 16 de marzo de 2012

Compartir
Penal de izalco

Debido a la irresponsabilidad de las empresas constructoras, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública (MJSP) canceló el contrato amparado en la Ley de Adquisiciones y Contrataciones (LACAP) y así continuar con el reclamo de garantías y reintegro de anticipos.

Una las irregularidades, que el MJSP detectó, es que la empresa daba cuentas de obras realizadas que no existían, además se descubrió que las fianzas estaban vencidas.

La sobrepoblación de los privados de libertad afecta a los 19 centros penales del país y para disminuir el hacinamiento se inició en 2008 la construcción de la fase dos y tres del penal de Izalco, la cual se encuentra estancada por culpa de las empresas constructoras CPK y Terracosal.

La construcción se mantiene  estancada debido al abandono del proyecto por parte de las empresas y al problema financiero que se generó; ya que al no usar todos los fondos, lo restante pasa al Fondo General de la Nación y se usa en otra cosa.

La constructora CPK dejo la fase dos de la penitenciaria con un avance del 10%, mientras que Terracosal abandonó la fase tres de la obra con un avance del 60%.

El seguimiento de la construcción del penal estará a cargo de una nueva empresa, la cual será elegida a través del los procesos de licitación normales.

El Director General de Centros Penales, Nelson Rauda, asegura que de no haber ningún inconveniente y lograr la nueva contratación, se espera que en un año se finalice la construcción del centro penal de Izalco, el cual tendrá la capacidad para dos mil reos.

“Para nosotros es importante la tecnología, pero también es crucial el aspecto humano. En ese sentido, le apostamos al profesionalismo de los custodios que tendrán a cargo la seguridad de dicho lugar”, afirmó el Rauda.
Penal de Jucuapa
De igual forma, CPK estaba a cargo de la construcción del penal de Jucuapa, otra obra estancada debido a que la empresa una vez más incumplió su contrato.

En este caso, la empresa recurrió a un litigio arbitral, el cual resultó a favor del MJSP, después interpuso un amparo a la Sala de lo Civil, en el que solicitaba una revisión a la resolución, recurso que también se resolvió a favor del ministerio.

Actualmente se está a la espera de la resolución de un Recurso de Amparo que la empresa llevó a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.