Expertos japoneses recomiendan minimizar intervención en zona de Los Chorros

Por Redacción | 11 de abril de 2019

Debido a la vulnerabilidad del terreno y los últimos derrumbes acaecidos en la zona de Los Chorros, las autoridades de Protección Civil y del Ministerio de Obras Publicas han iniciado los trabajos de mitigación, asimismo instalarán un sistema de alerta temprana y se colocará un pluviómetro que permitirá medir la intensidad de la lluvia, además de un acelerómetro que detectará los mínimos movimientos.

Compartir
D3organwsaafr0q
La semana pasada hubo un derrumbe en la referida zona, lo que provocó el cierre de la calle que conecta con el occidente del país.

Según el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, los expertos japoneses que han estado apoyando la supervisión de las obras en la zona de Los Chorros luego de los derrumbes, recomendaron intervenir lo menos posible la montaña rocosa de ese tramo de la carretera hacia el occidente del país.

“En la carretera a los Chorros se tiene un plan maestro de estabilización, y se ha mantenido un trabajo de vigilancia constante y hay una sesión permanente de la Comisión Nacional de Protección Civil. Se le está dando seguimiento, no son tareas de horas o de días es una tarea que va a llevar meses para poder estabilizar y dejar en condiciones de seguridad esa carretera”, explicó Meléndez.

Aseguró que no hay una explicación clara del por qué se dio el derrumbe en Los Chorros, y agregó que la hipótesis que más se maneja es el uso de explosivos en las canteras de piedra de la zona.

La semana pasada hubo un derrumbe en la referida zona, lo que provocó el cierre de la calle que conecta con el occidente del país, y hasta el momento la circulación por esa vía se mantiene de forma irregular.

Mientras que las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) iniciaron esta semana la construcción previa para la instalación de un sistema de alerta temprana que consiste en la colocación de un pluviómetro que mide la intensidad de la lluvia y un acelerómetro, que detectará hasta los micro movimientos.

También se construirá una infraestructura de contención que evitará que futuros deslizamientos caigan sobre la carretera, además, se colocará una malla en la parte rocosa y se hará un anclaje hasta de 15 metros. El MOP cuenta con un plan de trabajo con la asistencia técnica japonesa.