Gobiernos de izquierda propiciaron mejores condiciones para el empleo formal que la derecha

Por Redacción | 05 de diciembre de 2018

El estudio presentado recientemente sobre la evolución del empleo formal tanto en el sector público como en el privado revela entre sus hallazgos que los gobiernos neoliberales del partido ARENA desde la gestión de Francisco Flores hasta la de Antonio Saca no generaron tantos empleos formales como los que se ha generado en los gobiernos de izquierda del FMLN.

Compartir
Img 8621
Secretario de Participación, Marcos Rodríguez. (Foto: José Mejía)

El Secretario de Participación, Transparencia y Anticorrupción, en el programa radial Transparencia al Aire, amplió la información que esta semana dio a conocer la institución que dirige, sobre la evolución del empleo formal en El Salvador y detalló que desde 2001 el ISSS ha digitalizado la información de un millón de planillas sobre los empleos generados y registrados en esa institución tanto en el sector público como en el privado.

Los primeros hallazgos en el estudio dan cuenta que en 16 años se registra una clara evolución del empleo que primero, se ha mantenido constante y, segundo, desde 2009 a partir de políticas sociales de inversión propició un incremento de trabajadores formales.

Contrario a lo que los políticos de derecha y algunos tanques de pensamiento predecían, los registros del ISSS muestran que el período donde más ha crecido el empleo formal ha sido el del expresidente Mauricio Funes con 23,600 empleos al año. Durante su gestión se produjo casi 4 veces más empleos que durante el período de Francisco Flores.

Con esto también se derrumbó el argumento que el empleo privado iba a caer con la llegada de los gobiernos de izquierda, ya que en los dos últimos períodos es cuando más empleo formal se ha generado en el país.

Rodríguez señaló que hubo y “existe un doble discurso empresarial cuando critican que el Estado no produce empleos, ni tampoco genera condiciones para que se genere empleo”.

También añadió que “no es cierto que los empresarios son mejores o saben generar empleo en el sector privado y que si se le da mejores condiciones al sector privado van a producir más empleo”.

Pues en el período de 2001 a 2009 se generaron 102,917 empleos, cifra menor a los 176,873 que se han generado en el período 2009-2017”.

“El gobierno de Francisco Flores sólo generó 6 mil 200 empleos al año, ha sido el más desastroso en ese tema” aseguró Rodríguez, y uno de los beneficios que se vendió con la dolarización implementada en ese período fue una mayor generación de empleos por la atracción de empresas que vendrían al país a invertir.

Por lo tanto, no es cierto cuando se dice que en los períodos de las políticas económicas más liberales de 2001 a 2009 implementadas por los gobiernos de ARENA el país estuvo mejor en el tema laboral.

En 2009 a causa de la crisis económica se perdieron cerca de 30 mil empleos en el país en el sector privado.

En promedio general, el país ha producido en los últimos 16 años, unos 17 mil 486 empleos por año.

En el período de las políticas económicas liberales de ARENA se produjeron 12,932 empleos al año. Del 2009 en adelante 19,652 al año. 60% más.

Es cierto que el empleo público ha crecido un poco, pero Rodríguez corrobora que “no tanto como mencionan los medios de comunicación y creció en la misma proporción que creció el empleo privado”.

El secretario de Participación reiteró que “las políticas económicas liberales de abrir el mercado, quitar restricciones o reglas a la inversión, propiciar condiciones a los empresarios porque saben generar empleo ha producido menos empleo que cuando el Estado interviene más en las reglas de la economía pero también tiene políticas de inversión social que generan empleo”.

Con el informe del empleo formal también se puede observar que la dolarización implementada en el período de Francisco Flores derrumbó el empleo en la industria ya que la encareció e hizo que los empleos de maquila se fueran a otros países donde la mano de obra era más barata.

El secretario detalló que en 2001, 37 trabajadores de cada 100 trabajaban en la industria y en 2006 cuando termina el período presidencial el mismo sector había perdido 10 empleos, es decir que sólo 27 seguían trabajando formalmente.

El país no tiene datos fidedignos de empleo, sólo las estadísticas de la encuesta de hogares múltiples, que es un dato muestral, pero en cualquier economía moderna se necesitan datos más objetivos sobre empleo e ingresos, que son los que le permiten vivir a las familias y estos datos están mal monitoreados. Pero con el nuevo estudio algo que se puede asegurar es que desde 2009 hasta la fecha el empleo ha crecido, aunque no tanto como se quería, pero se mantiene constante y estable.