Informe de transparencia sobre proceso electoral muestra preocupación por desempeño del TSE

Por Redacción | 14 de febrero de 2018

La Iniciativa Social para la Democracia (ISD) y la Red Ciudadana Transparencia y Democracia presentaron el resultado del primer “Monitoreo de Transparencia” al proceso electoral 2018, en el que divulgaron los principales cambios que ha sufrido el sistema electoral desde 1994 a la fecha, el proceso de integración de los organismos electorales, datos sobre registro Electoral y el desempeño del TSE, siendo este uno de los temas de mayor preocupación.

Compartir
27973432 1707831099273782 5122187269588603768 n

El ISD considera que, a pesar de que a través de la línea de tiempo se observan avances en el sistema electoral salvadoreño y en el empoderamiento de la ciudadanía para la ejercer este derecho desde 1994, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) deberá mejorar el cumplimiento de su responsabilidad legal y administrativa de los procesos y procedimientos requeridos para organizar las elecciones del 4 de marzo próximo.

La ong asegura que el organismo colegiado ha tenido el tiempo necesario para resolver sus problemas organizativos e intentar responsabilizar a la Sala de lo Constitucional por los problemas que aún se tienen puede denotar un interés de hacer fracasar las reformas electorales, por lo que recomendó hacer los mejores esfuerzos para que las reformas electorales que han llevado mucho tiempo para su conquista puedan consolidarse.

Señalaron urgente que el TSE realice esfuerzos extraordinarios para impulsar de inmediato una campaña de educación orientada a sensibilizar sobre la responsabilidad cívica de las personas que han sido seleccionadas como miembros de JRV, ya que el TSE, con base en el Art. 102 del Código Electoral, seleccionó del padrón electoral de manera aleatoria (sorteo) un total de 40,394 personas, haciendo el llamado de forma pública a 28,721 y los 20,673 restantes quedaron en reserva para sustituciones en caso de excusas u otras razones.

Sin embargo, el sorteo realizado el 1 de diciembre, utilizando un padrón conformado por 1,092,949 personas aptas para votar, tuvo fallas al incluir personas que no saben leer ni escribir, personas adultas mayores, con discapacidad o problemas de salud que no podrían desempeñar idóneamente las labores en la vigilancia de las JRV.

Por estas razones, ISD recomendó motivar la participación de las personas seleccionadas para integrar las JRV e informar por medios masivos sobre los lugares y fechas de capacitación, ya que la falta de información y sensibilización ha generado bastante confusión y rechazo a la aplicación de la medida, aunado a la desinformación generada a través de diversos actores en las redes sociales.

Según los reportes del TSE se presentaron 3,027 excusas para no integrar las JRV de las que 500 han sido revisadas y 40 no aceptadas.

Se recomienda al TSE, establecer de forma permanente mecanismos de coordinación y cooperación con las organizaciones de sociedad civil, en particular en campañas de sensibilización y educación cívica para educar, informar y orientar a la ciudadanía sobre las diferentes formas de votar, lugares de votación, entre otros.

Por último, el ISD prevé que la falta de tecnología para el escrutinio preliminar puede retardar los resultados electorales.

Las elecciones de 2015 fueron las primeras donde no se presentaron resultados de las elecciones; ahora el TSE tiene la responsabilidad de facilitar el ejercicio del sufragio y garantizar los resultados electorales.

Según la organización ciudadana, la decisión del TSE de no utilizar tecnología para el escrutinio preliminar de la elección de diputados pone en riesgo nuevamente el proceso de transmisión y procesamiento de resultados, con lo cual el TSE sería responsable directo de la crisis que pudiera generarse y estar en el posible cometimiento de delitos penales por incumplimiento de deberes.

Para la transmisión de resultados de los 1,595 centros de votación, el TSE dispondrá de 1,677 escáner, 20 sistemas de procesamiento en 14 sedes logísticas departamentales y contará con 3,384 personas capacitadas en transmisión y recolección de actas en centros de votación. Así también dispondrá de dos sistemas de procesamiento paralelo, uno que se encargará de la divulgación y otro a nivel interno, denominado sistema de información electoral como respaldo del primero.