Juzgado condena por corrupción a expresidente del último gobierno de ARENA

Por Redacción | 12 de septiembre de 2018

Luego de la confesión que hiciera semanas atrás, el expresidente Elías Antonio Saca, y tres de sus exsecretarios presidenciales, así como extrabajadores de Casa Presidencial, fueron condenados por delitos de corrupción en la administración de recursos públicos.

Compartir
Expresidente saca proceso

El Tribunal Segundo de Sentencia condenó a una pena de 10 años de cárcel al expresidente de la República del último gobierno de ARENA, Elías Antonio Saca, por los crímenes de peculado y lavado de dinero en la administración de recursos públicos. Junto a él, el exsecretario Privado, Élmer Charlaix, también fue condenado por la misma cantidad de años.

Los demás procesados en el caso: el exsecretario de la Juventud, César Funes; el exsecretario de Comunicaciones, Julio Rank, así como los exempleados de Casa Presidencial, Francisco Arteaga y Jorge Herrera, fueron condenados a purgar una pena de cinco años.

Todos ellos enfrentaron un proceso abreviado acordado con la Fiscalía General de la República (FGR) a cambio de sus confesiones sobre la administración de la partida de gastos reservados.

Mientras, Pablo Gómez, el otro extrabajador de Casa Presidencial acusado y que no aceptó el proceso abreviado fue condenado a una pena de 16 años de cárcel.

La FGR en un inició acusó de una malversación de $300 millones, sin embargo, cuando el proceso avanzó, aseguró que la cantidad pasó a unos $25 millones, porque era la que podían probar.

Semanas atrás, mientras se desarrolló la vista pública y el juicio abreviado, el exgobernante reveló que las millonarias cantidades de dinero por las que fue procesado fueron a parar al partido ARENA, a medios de comunicación, a pagar sobresueldos a todo el gabinete de su gobierno, entre otras cosas.

Dijo, además, que entregaba a sus funcionarios sobresueldos (entre $5,000 y $10,000) y que en una oportunidad él recibió 47 cheques por un monto superior a los $13.7 millones, que luego se los pasó al exsecretario Charlaix, para que los depositara en sus cuentas bancarias.

Afirmó que el partido ARENA inicialmente recibió $400,000 y luego “varios millones”.  También confesó que acordó con algunas empresas que el 80% del dinero recibido iba a destinarse a su grupo radial (Grupo SAMIX) y el 20% quedaba en las agencias.

Esta es la primera resolución en la historia contemporánea de país en el que un expresidente es condenado por corrupción. A este proceso aún siguen el juicio civil contra el expresidente Francisco Flores (ya fallecido) por la presunta administración irregular de millonarias donaciones de Taiwán, así como también el proceso contra el expresidente Mauricio Funes, quien está asilado en Nicaragua.