Juzgado ordena reabrir caso de atentado contra Fenastras

Por Redacción | 10 de octubre de 2018

El Tribunal Segundo de Instrucción de San Salvador dejó sin efecto el sobreseimiento definitivo decretado el 20 de junio de 2011 y ordenó la reapertura del caso en la fase investigativa en que se encontraba. A la Fiscalía se le ordenó realizar varias gestiones como, por ejemplo, pedirles a los diferentes medios de comunicación sus archivos fotográficos o digitales del caso.

Compartir
Fenastras atentado
El atentado contra la sede de Fenastras ocurrió el 31 de octubre de 1989.

El Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador ordenó la reapertura del caso contra los posibles responsables de colocar una bomba en el local de la Federación Sindical de Trabajadores (Fenastras) ocurrida el 31 de octubre de 1989, cuando fallecieron nueve personas, entre ella la dirigente sindical Febe Elizabeth Velásquez, 40 lesionados y daños materiales.

El pasado 11 de septiembre la Fiscalía General de la República (FGR) se mostró parte para intervenir en la causa penal, esto luego de solicitar a la juzgadora dejar sin efecto el sobreseimiento definitivo debido a la sentencia de inconstitucionalidad a la Ley de Amnistía.

La jueza señaló que en este caso es necesario calificar el hecho ocurrido en Fenastras y afirma que lo sucedido se trató de actos de terrorismo, puestos que las víctimas pertenecían a la población civil, además de homicidio agravado, lesiones y lesiones graves y daños agravados.

El Tribunal le ordenó a la FGR solicitar a la oficina de Tutela Legal del Arzobispado informe sobre los hechos ocurridos, gestionar ante la Policía Nacional Civil un registro de documentos de la investigación de los agentes que participaron en dicha investigación, gestionar ante los diferentes medios de comunicación, prensa escrita y televisión archivo fotográficos o digitales del caso, si acaso los tuvieran.

Además, ubicar a las personas identificadas como víctimas de los delitos y de los posibles ofendidos de los hechos y que se realicen entrevistas previas a fin de citarlos y que declaren en sede judicial.

El Juzgado también le ordenó al Ministerio Público investigar si el gobierno de Estados Unidos desclasificó documentos relacionados al proceso, y si los hay debe obtenerlos y presentarlos.

Según la relación de los hechos, el 31 de octubre de 1989 un testigo observó que aproximadamente a las 12:30 de la tarde un sujeto puso un saco de pita entre los dos portones de salida de la sede sindical, ubicada en la 10° Avenida Norte al costado oriente del mercado excuartel de San Salvador.

Como resultado del atentado murieron Febe Elizabeth Velásquez, Ricardo Humberto Cestoni, Carmen Catalina Hernández, José Daniel López Meléndez, Julia Tatiana Mendoza, Vicente Salvador Melgar, María Magdalena Rosales, Rosa Hilda Saravia y Luis Edgardo Vásquez.