Modelo “Yo cambio”: Mayor referente de reforma penitenciaria salvadoreña

Por Redacción | 27 de noviembre de 2018

La Dirección General de Centros Penales presentó su informe de rendición de cuentas correspondiente al período de junio 2014 a mayo 2018, donde destacó el fortalecimiento de la reforma penitenciaria en el país, a través de una reingeniería que está transformando integralmente al sistema penitenciario en un sistema moderno, seguro, más humano y rehabilitante.

Compartir
3
(Foto: Dirección de Centros Penales)

La Dirección General de Centros Penales (DGCP) destacó que ahora cuenta con 91 talleres en 28 especialidades donde se ha invertido cerca de $8.5 millones en infraestructura productiva en 12 centros penales y 3 granjas.

Asimismo, las granjas penitenciarias trabajan en áreas como agricultura, crianza de pollos, conejos, gallinas ponedoras, cultivo y reproducción de tilapias. También cuentan con líneas productivas para la elaboración de artesanías, metal mecánico, calzado, maquila, fabricación de pantalones, entre otros.

En estos talleres se encuentran trabajando 26,000 internos a través del modelo de gestión penitenciaria “Yo Cambio”, de los cuales 2,500 se encuentran laborando en áreas productivas en granjas y 2,000 en trabajos comunitarios.

A través del componente “Apoyo a la Comunidad” se ha dado cobertura a diferentes proyectos en todo el país con la participación de más de 1,800 privados de libertad en obras que han beneficiado a varias comunidades, y se tiene proyectado reparar 1,000 escuelas de las cuales, a la fecha ya se llevan 200.

También se ha realizado limpieza en diferentes playas, se borraron un aproximado de 13,150 metros cuadrados de grafitis, se han reparado y entregado 40,000 pupitres de diferentes centros escolares, y se apoyó en la reparación y restauración de diferentes instituciones nacionales.

Otros logros obtenidos en el sistema penitenciario son la puesta en marcha del sistema “cero dineros”, instalación de escáner de cuerpo completo y decímetros en diferentes penales, implementación de vídeo audiencias, reparación y mejoramiento del sistema electrónico en penales bajo medidas extraordinarias, renovación de la flota vehicular, reformas a la Ley Penitenciaria, inauguración del sector especial para atención de internos con tuberculosis y el centro integral de Salud, Santa Ana, entre otros.

El modelo “Yo Cambio” impulsado en este quinquenio es un referente a nivel nacional e internacional en cuanto a la rehabilitación y readaptación de los privados de libertad, bajo la filosofía que el interno que sabe un oficio o profesión se lo enseña al que no sabe, creando hábitos de trabajo para su reencuentro con la sociedad.

En la rendición de cuentas la Dirección General de Centros Penales también destacó que esta reforma Penitenciaria ha permitido reducir hasta un 190 por ciento el hacinamiento y se espera bajar a 154 por ciento al final de esta gestión.

Las autoridades de la DGCP aseguran que por muchas décadas nadie se preocupó por darle énfasis a la rehabilitación a través de verdaderos programas para los privados de libertad, pero desde junio 2014 a mayo 2018 son evidentes los grandes cambios que han existido en el sistema penitenciario en cuanto a inversión en infraestructura, tecnología, la creación de las Industrias Penitenciarias de El Salvador (IPES), entre otros.