Nueva Trinidad dice no a la minería en consulta ciudadana

Por Redacción | 06 de abril de 2015

Con más del 99% de votos en contra la ciudadanía de Nueva Trinidad dijo NO a la minería. Esta es la tercera consulta ciudadana contra la exploración y la explotación minera que se realiza en el país. Procesos similares se han llevado a cabo en los municipios de San Isidro Labrador y Las Flores en el departamento de Chalatenango.

Compartir
20150329 1228051

Con 99.25% de votos en contra, la ciudadanía del municipio de Nueva Trinidad, en el departamento de Chalatenango, expresó un rotundo no a los proyectos de exploración y explotación minera en esa localidad.

El concejo municipal de la localidad anunció los resultados finales de la consulta popular que declara territorio libre de minería a Nueva Trinidad, la cual se hará efectiva a través de una ordenanza que prohíba la exploración y la explotación de los minerales en las comunidades del municipio.

Según las actas escrutadas en las siete Juntas Receptoras de Votos que fueron instaladas en las comunidades de Carasque, Huizucar, Los Pozos, El Bajío, Manaquil, Zacamil y el casco urbano, los resultados fueron los siguientes: un total de 809 personas emitieron su voto, quienes en su mayoría dijeron un rotundo no a la minería. En resumen, el 61.85% de la población acudió a emitir su sufragio, según el padrón electoral.

El 99.25% de los votantes están en contra de la exploración y la explotación minera en el municipio, con lo que se puede declarar a Nueva Trinidad como el tercer territorio libre de minería metálica en El Salvador.

En el proceso de consulta participaron únicamente los ciudadanos con Documento Único de Identidad (DUI) residentes en esa zona, quienes estaban registrados en el padrón electoral municipal. La población total de la localidad es de 2,113 personas y los potenciales votantes eran de 1,588.

Con este resultado el concejo municipal deberá elaborar y aprobar una ordenanza municipal ambiental que prohíba la explotación minera en Nueva Trinidad.

 

// <![CDATA[
(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&#038;version=v2.3"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, 'script', 'facebook-jssdk'));
// ]]>


Este domingo recorrimos Nueva Trinidad en Chalatenango con Marcos Rodríguez, secretario de Participación Ciudadana, para...

Posted by Transparencia Activa on Domingo, 29 de marzo de 2015




 

Este mecanismo de consulta está amparado en el Código Municipal, en los artículos 115 y 117, los cuales establecen que las alcaldías están obligadas a promover diversas formas de participación ciudadana para tratar asuntos que la población y la autoridad local consideren convenientes, además de estipular sus diversas formas de mecanismos.

La petición para abrir este proceso fue mediante la emisión de firmas de más de 500 pobladores de Nueva Trinidad, con el fin de declarar a la zona libre de la explotación minera.

Algunos pobladores de la zona consideraron necesaria la iniciativa impulsada por las comunidades en conjunto con la Mesa Nacional Frente la Minería Metálica y la alcaldía, ya que con ello la ciudadanía puede expresarse a favor o en contra de proyectos nocivos para las comunidades.

“Es importante procesos como este porque nos dan la oportunidad de expresarnos y opinar, y en este caso de la minería sabemos que son proyectos que no nos convienen a nosotros como municipio ni como país. Porque si nos traen proyectos mineros estaríamos creando nuestra propia muerte”, expresó Ovidio Abrego, un poblador de Nueva Trinidad.

El representante del comité contra la minería metálica de las comunidades de Nueva Trinidad, y futuro alcalde de ese municipio, Teófilo Córdova, dijo que acudieron a la consulta popular contemplada en el Código Municipal porque el país no cuenta con una ley que prohíba el accionar de las empresas mineras.

“Sabemos los peligros que conlleva la explotación minera en el país, y por eso en las comunidades hemos decidido rechazar esos proyectos, y como no hay una ley frente a este tema de la minería, entonces, lo vamos a hacer aprovechando lo que faculta el Código Municipal”, explicó el representante comunal.

El secretario de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción, Marcos Rodríguez, consideró que la consulta popular que se llevó a cabo es un claro ejemplo del poder de la población en la toma de decisiones para revertir procesos que pueden poner en riesgo a las comunidades.

“Uno de los retos de este gobierno es la participación ciudadana, eso es uno de los elementos que queremos que sean distintivos del gobierno popular y, en ese sentido, le apuesta al fortalecimiento de las gobernaciones, el reconocimiento de la importancia de las alcaldías, el fortalecimiento del Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial”, indicó Rodríguez.

A la consulta también asistieron 50 observadores entre ellos nacionales, de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) e internacionales, éstos últimos procedentes de seis países entre estos Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Nicaragua, Honduras y Guatemala.

El proceso de consulta estuvo observado también por la Secretaría de Participación y Transparencia de la Presidencia, el Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial, Gobernación Política de Chalatenango, representantes de la Asamblea Legislativa, Alcaldías de San Arcatao, San José Las Flores, Las Vueltas de Chalatenango, organizaciones de la sociedad civil y organizaciones pertenecientes a la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica.

La representante de la organización Ciudades Hermanas de Estados Unidos, Catie Johnston, dijo que la consulta ciudadana realizada en ese municipio estuvo sustentada en un proceso democrático y tranparente, al ser la misma población que rechazara en las urnas la explotación minera en su localidad.

“Por lo que hemos observado desde que llegamos al municipio es que este es un proceso muy apropiado de este pueblo. La gente sabe a qué viene a votar y no solo eso, sino, que la consulta en sí ha sido una iniciativa del pueblo y eso es algo que a nosotros como observadores nos ha impactado”, expresó Johnston.