Oportunidad real de rehabilitación

Por Luis Cruz | 16 de marzo de 2012

Compartir
Granja 3

Más de mil internas de Cárcel de Mujeres serán capacitadas en tareas agrícolas, como parte del proceso de rehabilitación y reinserción a la vida productiva del país.

Las internas recibirán capacitación técnica para el aprendizaje de actividades como: cultivo de hortalizas, crianza de ganado, cerdos y conejos.

En la granja de Izalco, Sonsonate, se alojarán a las reclusas de manera gradual, a futuro, se busca ubicar allí a los hijos e hijas de las internas que se encuentran junto a sus madres en la prisión.

Carla Guadalupe Hernández, es una de las primeras en llegar a la granja, tiene tres años de estar recluida y ahora espera que la sociedad le brinde la oportunidad de reinsertase y demostrar que puede trabajar.

Es una madre soltera, tienen tres hijos de 6, 7 y 8 años a quines extraña y espera ver cuando cumpla su pena de cinco años. “Si Dios nos ha perdonado la sociedad también podría hacerlo”.

La iniciativa es parte del proyecto “Yo Cambio”, impulsado por la Dirección General de Centros Penales del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

Esta iniciativa permite a las mujeres demostrar a la sociedad el deseo de reconstruir sus vidas, a través de programas de servicio a la ciudadanía como trabajo en granjas, infraestructura vial, obras de protección y limpieza en diferentes municipios del país.

Se espera que con este modelo el sistema penitenciario obtenga los alimentos y el auto financiamiento de estas granjas.

Las tres granjas penitenciarias proyectadas para este año podrían internar a más de 8 personas, contribuyendo significativamente a disminuir el hacinamiento en el que se encuentran más de 25 mil reclusos de las 19 cárceles que tiene el país.