Otras Juntas de Vigilancia sí autorizaron permisos a especialistas cubanos de diversas áreas médicas

Por Redacción | 26 de abril de 2019

Según las autoridades de Salud, de los 19 profesionales especialistas cubanos cinco son oftalmólogos, un retinólogo, y el resto son anestesistas, enfermeras, químicos farmacéuticos y laboratoristas a quienes las otras juntas de vigilancia sí autorizaron los permisos, pero no a los galenos especialistas.

Compartir
D5ff aqwsaai4sa

El presidente del Consejo Superior de Salud Pública (CSSP). Pedro Rosalío Escobar, cuestionó la actitud de la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica (JVPM) al negar los permisos para el ejercicio profesional de los doctores cubanos de la “Misión Milagro”, al exigir el apostillado de documentos para que puedan ejercer su trabajo en el país, mientras que las otras juntas en este rubro sí otorgaron los permisos a otros especialistas en salud. 

“Un error es asegurar que los documentos de Cuba vienen apostillados y eso es un error de apreciación jurídica porque al revisar los documentos no vienen apostillados, sino que vienen con una secuencia de firmas de la auténtica consular como se le conoce. Yo he visto los documentos y en algunos lo único que les hace falta es el sello de Relaciones Exteriores de El Salvador”, explicó el director del CSSP.

Asimismo, cuestionó a la JVPM de haber llevado el caso de los médicos hasta la Fiscalía General de la República acción que consideró como injustificada la cual no fue consultada previamente al jurídico de la institución que el representa.

Además, señaló que el Código de Salud es un poco obsoleto ya que data de 1988 y en el artículo 306 establece un listado de requisitos, pero no especifica para que tipo de autorización se puede aplicar, ya que la que se les otorga a los profesionales del país es permanente, cuando son prácticas de año social es provisional, mientras que para los extranjeros el permiso es temporal y no puede durar más de un año.

“La JVPM ha sostenido que Cuba no es signatario de la Haya de la apostilla, que es un trámite abreviado de auténtica de trámite abreviado y se limita a la imposición de un solo sello en el país de origen del documento y ahí no se requiere otro documento y eso es un trámite rápido, pero en la Junta se han cerrado de que Cuba no es suscriptor del convenio de la Haya, por lo tanto, no puede apostillar documentos”, explicó Escobar. 

La Junta de Vigilancia es una de las siete juntas de vigilancia que forman parte del CSSP, aunque cada una tiene su autonomía técnica, todas se rigen por el Código de Salud.

La Junta de Enfermería, la de Laboratorio Clínico, la de Química y Farmacia extendieron los permisos a los profesionales en estas disciplinas médicas y solo la JVPM no ha querido autorizar el ejercicio profesional de los oftalmólogos.

Son 19 en total el personal de salud que integraba la misión de profesionales en salud de Cuba, entre estos hay cinco oftalmólogos, un retinólogo, así como enfermeras, laboratoristas y químicos farmacéuticos. Todo el equipo médico fue retirado la semana pasada por el gobierno cubano, al no existir garantías legales para el desempeño de sus labores en el país.

La ministra de Salud, Violeta Menjívar, dijo que la decisión de la Junta de Vigilancia obedece a intereses políticos y económicos de sectores que están en contra de los profesionales cubanos por motivos ideológicos o porque afectan a gremiales empresariales que ofrecen el servicio médico de oftalmología.