Piden pronto juicio para los asesinos de Monseñor Romero

Por José Mejía | 11 de octubre de 2018

Diversas organizaciones de derechos humanos y ciudadanía realizaron una marcha desde la plaza Salvador del Mundo hasta el Centro Judicial “Isidro Menéndez” para exigir al Sistema Judicial que agilice las diligencias en contra de los señalados por el magnicidio del beato Óscar Arnulfo Romero el 24 de marzo de 1980.

Compartir
Imag0621
Ciudadanos se unieron a organizaciones sociales para pedir se reabra el juicio contra los asesinos del beato Óscar Romero (Foto: José Mejía)

Las organizaciones sociales realizaron esta marcha en el marco de la Canonización en el Vaticano de Monseñor Romero celebrando dicho acontecimiento sin olvidar la memoria histórica del país y el legado del pastor de la iglesia Católica.

Desde su martirio, Romero es reconocido como un profeta y uno de los más importantes defensores de los derechos humanos, tanto por la población a la que tanto amo y protegió, como por organismos internacionales.

Las organizaciones de derechos humanos consideran el reconocimiento a Romero no está completo sin que se resuelva su asesinato cometido el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón de la muerte dirigido por el exmayor y fundador de ARENA, Roberto D´abuisson Arrieta, razón por la que miles de personas y organizaciones de la sociedad han exigido siempre el esclarecimiento de este crimen de lesa humanidad, y que se juzgue y condene a los responsables del mismo.

Por ello, el 23 de marzo de 2017, la Concertación Monseñor Romero, Tutela Legal “María Julia Hernández”, y diversas organizaciones de derechos humanos, solicitaron al Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador, antes Juzgado Cuarto de lo Penal, la reapertura del proceso penal contra los responsables intelectuales, materiales y cómplices del asesinato de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

La reapertura del caso se dio por orden judicial el 12 de mayo de 2017 y durante estos meses, se ha solicitado al Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador y a la Fiscalía General de la República (FGR), se investiguen a los responsables intelectuales en el asesinato de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, y no sólo al excapitán Álvaro Saravia, sino a los otros nombres de implicados señalados en el escrito de reapertura del juicio.

Por ello, este 10 de octubre las organizaciones sociales pidieron al Juez Cuarto de Instrucción de San Salvador, a la Corte Suprema de Justicia y al Fiscal General de la República agilizar las diligencias del proceso penal sobre el magnicidio del exarzobispo de San Salvador y que se apliquen medidas de reparación en este caso, tomando en cuenta la Sentencia de Inconstitucionalidad de la Ley de Amnistía del 13 de julio de 2016 y la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el año 2000 que ordena al Estado salvadoreño agilizar una investigación judicial completa, imparcial y efectiva, de manera expedita, a fin de identificar, juzgar y sancionar a todos los autores materiales e intelectuales; asimismo reparar a los ofendidos especialmente a la familia de Monseñor Romero, incluir en la currícula escolar su vida y legado, erigir una plaza en su nombre para la conmemoración de sus asesinato cada año y prohibir homenajes a los responsables del crimen, entre otras cosas, que todavía no se cumplen.

También entre las peticiones se exigió un juicio moral para todos aquellos que celebraron por la muerte del Monseñor Romero, a los que ocultaron y vilipendiaron su memoria y vida, aún después del asesinato.

Finalizaron señalando que el crimen de Monseñor Romero es un caso simbólico en el que se debe de aplicar la justicia y que no quede impune.

Aseguran que 38 años de impunidad deben ser terminados, para saciar la voz y el grito que brota especialmente desde las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos, así como desde las personas, grupos y organizaciones promotoras y defensoras de los derechos humanos para avanzar en la paz como fruto de la justicia.