Presidente Funes nomina Salón de Honor de Casa Presidencial en honor a Monseñor Romero

Por Redacción | 16 de enero de 2014

Al cumplirse hoy 22 años desde la firma de los Acuerdos de Paz, el Presidente Mauricio Funes nominó el Salón de Honor de Casa Presidencial como Salón de Honor Presidencial Óscar Arnulfo Romero en homenaje al obispo mártir que inspira cada acción de este gobierno.

Compartir
Salon oscar arnulfo romero 10

El jefe de Estado junto al señor Gaspar Romero, hermano del religioso, develó una hermosa pintura de Monseñor Romero ataviado con una túnica blanca en un camino rural salvadoreño, misma que desde este día adorna la pared del costado poniente de este importante recinto de la sede del Gobierno.

El mandatario dijo en la ceremonia que esta acción constituye un homenaje “en memoria de nuestro obispo mártir y líder espiritual”, quien es “la representación más fiel y palpable de la lucha incasable por los derechos de los más vulnerables, de los desprotegidos, de los que no tenían voz”.

Recordó que desde el 1 de junio de 2009, al iniciar su administración, encomendó todos sus actos y la labor del gobierno a Monseñor Romero, a quien nombró el Guía Espiritual de la Nación.

Con esta nominación el gobierno del Presidente Funes conmemora 22 años desde la firma de los Acuerdos de Paz, que calificó como un “acontecimiento de tanta trascendencia que permitió poner fin a la guerra entre hermanos y hermanas y abrir paso a la construcción de la paz, a la construcción de la democracia en El Salvador”.

Añadió que su gobierno recogió, por primera vez en el país, la esencia de esos Acuerdos de Paz, el espíritu de trabajar con todos, reconociendo las diferencias y a la vez trabajando por un país más igualitario y más justo.

El cuadro realizado por el pintor salvadoreño Rafael Varela ha sido nombrado por el autor “Monseñor Óscar Arnulfo Romero, Guía Espiritual de la Nación”. Varela también pintó el mural sobre la vida de Monseñor Romero develado por el Presidente Funes el 24 de marzo de 2010 en el Aeropuerto Internacional El Salvador.

En la ceremonia a la que asistieron funcionarios, cuerpo diplomático y la ganadora del Premio Nobel de la Paz 1992, la guatemalteca y líder indígena Rigoberta Menchú, el mandatario también firmó una iniciativa de ley, que será presentada a la Asamblea Legislativa, para nominar al aeropuerto como Aeropuerto Internacional Óscar Arnulfo Romero.

El Presidente Funes concluyó el acto con un minuto de aplausos para los “héroes” de nuestro país, como Monseñor Romero, los padres jesuitas de la UCA y tantos hombres y mujeres que dieron su sangre, su vida y su corazón por hacer de El Salvador “un país más justo, más solidario y una democracia que se fortalece y se consolidad cada vez más”.